Stan Van Gundy: "Se ha hecho justicia, pero no hay nada que celebrar"

Agencia EFE
·3  min de lectura

Houston (EE.UU.), 20 abr (EFE).- El veterano entrenador de los New Orleans Pelicans, Stan Van Gundy, dio a conocer este martes su valoración sobre el veredicto que encontró culpable al expolicía blanco de Minneapolis Derek Chauvin de la muerte del ciudadano negro George Floyd, el pasado mayo, y dijo que se había hecho justicia, pero no había nada que celebrar.

Van Gundy, que habló con los periodistas antes que diese comienzo el partido que disputó su equipo contra los Nets y perdió por 129-134, la cuarta derrota consecutiva, dijo que se trataba de "un día importante para nuestro país", pero quedaba todavía mucho trabajo por hacer.

"Tuvimos a alguien muerto innecesariamente frente a nosotros", dijo Van Gundy. "Justo frente a todos nosotros porque podemos verlo en vídeo. Y ningún veredicto iba a cambiar eso. Y aunque es justo, es difícil de celebrar. También es difícil de celebrar porque hemos tenido otros incidentes como este desde el momento en que mataron a George Floyd".

El veterano entrenador dijo que ahora llegan todo tipo de preguntas sobre hacia donde vamos a caminar, si se trata de un veredicto aislado con pruebas claras de vídeo o se va a en la dirección correcta.

En este sentido, Van Gundy dijo que el exentrenador de los Atlanta Hawks, Lloyd Pierce, envió un mensaje de texto a todos los entrenadores de la liga el martes, recordándoles que la Asociación Nacional de Entrenadores de Baloncesto inició un comité sobre la injusticia racial y la reforma poco después del asesinato de Floyd.

El comité, que incluye a Van Gundy y Pierce, se inició para buscar soluciones dentro de las ciudades de la NBA.

Van Gundy agregó que si bien cree que el país está "retrocediendo en cuestiones de igualdad racial y justicia", lo único que le da esperanza es ver cuán "comprometida" está la generación más joven del país.

Por su parte, el entrenador de los Minnesota Timberwolves, Chris Finch, dijo que había una sensación de "alivio" entre sus jugadores después de que se leyó el veredicto de culpabilidad.

Finch reconoció que el juicio, así como el tiroteo policial de la semana pasada contra Daunte Wright, un hombre negro de 20 años, ha dificultado que muchos de sus jugadores se concentren en el baloncesto.

Los Wolves pospusieron su juego el 12 de abril, un día después de que Wright fuera asesinado cuando un oficial de policía del Brooklyn Center le disparó durante una parada de tráfico.

Otros entrenadores y jugadores de la NBA también reaccionaron al veredicto de Chauvin.

El veterano Nate McMillan, de los Hawks, dijo que "siento que el jurado hizo su trabajo. Tienes que responsabilizar a todos por sus acciones. El jurado lo declaró culpable de los tres cargos. Creo que hoy tomaron la decisión correcta".

Steve Nash, de los Brooklyn Nets reconoció que la sensación era "agridulce" porque se hizo justicia, pero que Floyd perdió la vida como muchos otros injustamente y era algo que no se podía olvidar, aunque daba cierta esperanza a un futuro mejor.

En la misma línea se expresaron los entrenadores James Borrego (Charlotte), Tom Thibodeau (New York Knicks), Steve Clifford (Orlando) y Tyronn Lue (Los Angeles Clippers), que resaltaron el contraste de sentimientos de haber responsabilizado a alguien de sus acciones, pero a la vez no poder recuperar la vida de Floyd y otros muchos que también la perdieron de manera injusta.

"Todavía es un día triste porque no lo trae de vuelta, pero es bueno ver que las personas están siendo responsabilizadas por sus comportamiento", subrayó Lue.

Mientras que el escolta de los Hawks, Lou Williams, dijo sentirse feliz por la familia Floyd y porque había sido un buen día para los afroamericanos y todos los demás que sufren de la brutalidad policial.

(c) Agencia EFE