Nadia Podoroska está sintiendo más presión en el circuito y cayó en su debut en el Abierto de Monterrey

·2  min de lectura
La rosarina Nadia Podoroska quedó eliminada en su debut en el Abierto de Monterrey frente a la rusa Anna Kalinskaya.
Abierto GNP Seguros

La tenista argentina Nadia Podoroska (47ª del ranking mundial) debutó, como segunda favorita, en el Abierto de Monterrey, México, un certamen sobre superficie dura de categoría WTA 250, y cayó ante la rusa Anna Kalinskaya (72ª) por 6-4 y 6-4, en una hora y 34 minutos.

Podoroska, semifinalista de Roland Garros 2020, no logró una buena gira en México, ya que a Monterrey arribó después de perder la semana pasada en los octavos de final del torneo de Guadalajara, donde era la primera favorita, contra la italiana Elisabetta Cocciaretto (134ª) por 7-5 y 7-5. Desde su fabulosa explosión en París, la rosarina está, con altibajos, adaptándose a una nueva realidad en la elite del circuito.

Arranca una gira de tenis que aspira a revolucionar Sudamérica y ayudar a los que más dificultades tienen en el profesionalismo

Frente a Kalinskaya, una moscovita entrenada en Miami por la ex tenista argentina Patricia Tarabini, a Podoroska le faltó chispa en los golpes, cedió su saque en cuatro ocasiones y logró 60% de primeros servicios; ganó 62% de los puntos con el primer saque y 40% con el segundo.

Por segunda semana seguida, la rosarina Nadia Podoroska sufrió una pronta eliminación en México; venía de perder, como máxima candidata, en Guadalajara, y esta vez cayó en Monterrey.
Abierto GNP Seguros


Por segunda semana seguida, la rosarina Nadia Podoroska sufrió una pronta eliminación en México; venía de perder, como máxima candidata, en Guadalajara, y esta vez cayó en Monterrey. (Abierto GNP Seguros/)

“Tengo que seguir trabajando para que vuelvan los buenos resultados. Cometí errores, no aproveché las pocas chances que tuve, ella sacó bien, yo devolví mal... Así que estoy un poco triste con el resultado. Me dolió sentir que no estuve competitiva en el partido”, se sinceró Podoroska en la rueda de prensa. Además, reconoció que está –de cierta manera– padeciendo su nuevo estatus: “En los últimos tres torneos no logré el nivel que tenía en los previos. Creo que mi nivel bajó, que puede deberse a estas situaciones nuevas que estoy viviendo. Por el hecho de ser sembrada en los torneos se siente un poco más de presión”.

En lo que va de la temporada, la actuación más destacada de la jugadora entrenada por Emiliano Redondi y Juan Pablo Guzmán fue en Melbourne, en el WTA bautizado “Yarra Valley Classic”, en el que alcanzó los cuartos de final (en los octavos derrotó a la checa y ex 2ª del ranking Petra Kvitova). Además, cayó en la primera ronda de Abu Dhabi (vs. la española Sara Sorribes Tormo, 66ª), se marchó en la segunda del Abierto de Australia (frente a la croata Donna Vekic, 28ª preclasificada) y perdió en su estreno en el Phillip Island Trophy, en Melbourne, ante la rumana Irina-Camelia Begu (79ª).

ATP 500 de Acapulco: Diego Schwartzman y una derrota en el debut ante la joya italiana