Nadia Podoroska - Serena Williams. Dos voleas para cortar una racha de 12 puntos seguidos: el instante clave de un triunfo histórico

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Nadia Podoroska gana un punto clave para torcerle el brazo a Serena Williams
Nadia Podoroska gana un punto clave para torcerle el brazo a Serena Williams

Desde el primer punto Nadia Podoroska mostró en la cancha lo que los norteamericanos suelen definir como “ojo de Tigre”. Determinación, convicción. Expresiones que muestran que un deportista está enfocado y que siente que tiene el dominio sobre el juego. Esas sensaciones recorrieron el histórico triunfo de la argentina sobre Serena Williams en la segunda rueda del el Abierto de Italia por 7-6 (8) y 7-5.

Histórico: Nadia Podoroska logró el triunfo de su vida ante Serena Williams

Sin embargo, hubo momentos de flaquezas. También son comunes en los atletas que saben que son inferiores a sus adversarios. Y aunque nunca se habían enfrentado entre sí, la historia muestra, naturalmente, diferencias muy marcadas.

Por eso en el 5-2 del segundo set, muy cerca de la victoria, la presión la pareció abrumarla. Desde ese momento, la rosarina perdió doce puntos seguidos. Serena ganó los tres games siguientes sin permitirle entrar en el juego.

Pero con su saque, Podoroska volvió a meterse en juego. Fue el punto clave. Tomó la decisión de atacar, subir a la red y ganar el punto con dos voleas. Serena hizo un gesto de fastidio, volvió a ver en su rival las señales que la habían llevado a estar debajo 7-6 y 5-2. Fue cuando la rosarina tomó el control de partido de manera definitiva. Ya no lo soltó y se encaminó a la victoria más importante de su corta carrera.

Serena, de 39 años, no estaba para nada cómoda con la derrota ante la argentina. En la conferencia que brindó tras el encuentro, cuando le preguntaron por Podoroska, fue cortante en su respuesta: “Está claro que hizo un buen partido, obviamente. Fue muy consistente. Y se detuvo inmediatamente y el silencio que se hizo fue profundo. “Bien... siguiente pregunta”, dijo la coordinadora de la rueda de prensa, algo sorprenida por el escueto mensaje.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.