Nadia Podoroska, premiada por la WTA por su progreso de octubre, cierra el año como Top 50 en Linz

LA NACION
·3  min de lectura

La tenista argentina Nadia Podoroska nunca había ganado un partido del main draw de un Grand Slam hasta el último Roland Garros. En París, la rosarina vivió tres semanas mágicas, en las que superó la clasificación, venció a jugadoras top y avanzó hasta las semifinales, algo que no lograba una jugadora nacional en un cuadro individual de un major desde 2004, con Paola Suárez, precisamente, en el Bois de Boulogne. Debido a su destacada tarea, la WTA designó a Nadia, junto con la alemana Laura Siegemund y la checa Barbora Krejcikova, para la elección on-line de la jugadora de mayor progreso en el mes de octubre. Y tras la votación del "público" en la web de la Asociación Femenina de Tenis, la argentina fue seleccionada con ese galardón.

Rafael Nadal, íntimo en Mallorca: la relación con Federer y Djokovic, los tics, el apoyo de su esposa, Dios y el retiro

"Durante los últimos meses me sentí más segura de mi juego. Durante la cuarentena mejoré mucho. Pasé tiempo con mis entrenadores practicando durante tres meses en España, y supe que estaba mejorando mi juego. Afortunadamente, lo hice en los torneos, así que es un proceso", expresó Podoroska, en la wtatennis.com. La jugadora de 23 años ingresó en la clasificación del Abierto de Francia siendo la 131 del mundo y se despidió de París como la 48° del ranking. "La carrera histórica de Podoroska en Roland Garros le valió sus votos para Avance de octubre de 2020", publicó la WTA.

Si bien en algún momento evaluó, junto con sus entrenadores, Emiliano Redondi y Juan Pablo Guzmán, finalizar la temporada para descansar y luego encarar la pretemporada, Podoroska competirá en el último WTA del año. Será a partir del lunes próximo en Linz, en el noreste de Austria. El Upper Austria Ladies Linz es un torneo sobre superficie dura y bajo techo, con 202.250 dólares en premios. Es, además, uno de los torneos más tradicionales del circuito: de hecho, la que comenzará el lunes será la 30ª edición.

Podoroska compartirá el cuadro con jugadoras de primer nivel como la bielorrusa Aryna Sabalenka (11° del ranking), la kazaka Elena Rybakina (19°), la checa Marketa Vondrousova (20°) y la belga Elise Mertens (21°), entre otras. La última ganadora del certamen fue la estadounidense Coco Gauff, pero este año no participará.

Nadia Podoroska. La niñez jugando al fútbol con varones de la nueva promesa del tenis

Después de Roland Garros, Podoroska regresó a Alicante, su base de entrenamientos, para descansar y preparar el torneo de Linz, su primer certamen como Top 50 del mundo.

Lourdes Carlé, otra vez campeona en Túnez

La tenista María Lourdes Carlé, nacida hace 20 años en la localidad bonaerense de Daireaux, pero formada con Marcelo "Negro" Gómez y Mario Bravo en Tandil, está compitiendo desde fines de septiembre en Túnez y, en la ciudad de Monastir, volvió a ser campeona. Carlé obtuvo el W15, sobre superficie dura y organizado por la Federación Internacional de Tenis, al derrotar en la final a la polaca Weronika Falkowska por 6-4 y 6-3.

El del último fin de semana se trató del quinto torneo profesional que Carlé disputó durante esta gira por Monastir, donde existe un amplio calendario de certámenes de tenis en un complejo hotelero. La argentina alcanzó dos semifinales, una final y dos títulos (el primero, el 18 de octubre, también derrotó a Falkowska en la final). Actual 475° del ranking de la WTA, Carlé ingresará entre las mejores 435 del mundo y será la número tres de la Argentina detrás de Podoroska y Paula Ormaechea (282°).

Carlé, que suma siete títulos profesionales en su carrera, desde hace aproximadamente un año se instaló en Miami, EE.UU., para trabajar con un equipo argentino que conforman los entrenadores Franco Davin y Carlos Porfirio, el preparador físico Franco Herrero y el entrenador/matemático deportivo Marcelo Albamonte.