Nadadora de sincronizada española Ona Carbonell dice que tuvo que dejar a hijo lactante en casa

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
Imagen de archivo de la nadadora de sincronizada española Ona Carbonell celebrando su medalla de plata en los Campeonatos del Mundo de Natación en el Yeomju Gymnasium de Gwangju, Corea del Sur.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

TOKIO, 21 jul (Reuters) -La nadadora de sincronizada española Ona Carbonell dijo que está decepcionada y desilusionada por no haber podido llevarse a su hijo lactante a Tokio, ya que su familia se vería sometida a restricciones muy drásticas en Japón.

Su marido y su hijo Kai, de casi un año, tendrían que alojarse en un hotel aparte y no podrían salir de su habitación de hotel durante los cerca de 20 días que ella estaría en Japón, según afirmó en su página de Instagram.

"Para ir a estar con Kai cada día, las veces que fuera, tendría que salir de mi burbuja e ir hasta allí, con lo que pondría en riesgo al equipo", indicó.

"Me dijeron que las condiciones las pone el Gobierno de Japón y finalmente he tenido que tomar una decisión muy dura con mi equipo, mi entrenadora, que me está ayudando mucho y mi familia", dijo Carbonell.

"Espero que a otros atletas les sirvan estas condiciones y puedan llevar a su hijo. Yo lo voy a pasar mal, voy a tener que estar 'veintipico' días con el 'sacaleches' y espero que cuando llegue pueda seguir con la lactancia y que se enganche al pecho, porque es algo que me importa mucho", agregó.

En un principio, a Carbonell le dijeron que no podía llevarse a Kai, ya que las familias de los deportistas no podían viajar con ellos, pero tras ver a otros atletas describiendo su angustia por tener que elegir entre el evento y sus bebés, ella y su entrenador hicieron una petición al Comité Olímpico Internacional.

Hace dos semanas le comunicaron que podía llevar a Kai, pero sólo con sujeción a las normas establecidas por el Gobierno japonés.

"Tras recibir incontables muestras de apoyo y ánimo para acudir a Tokio con Kai, quería manifestar mi decepción y desilusión porque finalmente tendré que viajar sin él", señaló.

Los organizadores de Tokio 2020 dijeron en un comunicado que no comentaban casos individuales, pero que se comprometían a hacer todo lo posible para que los atletas con hijos lactantes puedan competir.

"Cuando sea necesario, los niños lactantes y sus cuidadores podrán acompañar a los atletas a Japón (...), las medidas adecuadas en relación con las pruebas y la cuarentena regirán su entrada en el país".

Se ha habilitado una zona en la Villa Olímpica para que las atletas puedan pasar tiempo con sus hijos y amamantarlos de forma segura, pero deben ocupar un alojamiento privado, añadieron.

Según Carbonell, sólo el fin de la pandemia hará que la conciliación de la maternidad y el deporte de élite deje de ser algo prácticamente imposible de llevar a cabo.

(Reporte de Reuters Televisión; reporte adicional de David Dolan en Tokio; editado en español por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.