Nacional-River: del planchazo del arquero a Suárez al show de golazos en Montevideo

LA NACION
·1  min de lectura

Se jugaban solo 18 minutos cuando Sergio Rochet, uno de los mejores arqueros de la Copa Libertadores, salió a buscar una pelota demasiado lejos de su arco. El rebote le quedó a Matías Suárez, que quiso aprovechar la situación para anotar el gol de River.

Pero en el camino se encontró con un insólito planchazo al pecho del guardavalla de Nacional, que fue expulsado y dejó a su equipo con 10 hombres.

Lo que siguió después fue un show de goles: fueron ocho, para la contundente victoria del equipo de Gallardo por 6-2 sobre el 'Bolso'. Un triunfo histórico: es la primera vez que un equipo argentino le marca esa cantidad de tantos a uno uruguayo en torneos internacionales.

De este modo, River jugará en las semifinales de la Copa Libertadores con Palmeiras, de Brasil. Al mando de Gallardo, el equipo de Núñez se mete por cuarto año consecutivo entre los cuatro mejores del torneo, y buscará alcanzar su tercera final en fila, luego de ser campeón ante Boca en 2018 y perder el duelo decisivo el año pasado frente a Flamengo.