Nacional - Argentinos: un tropiezo sin consecuencias para el Bicho en el cierre de la Copa Libertadores

·2  min de lectura
Argentinos Juniors y Nacional de Montevideo vuelven a encontrarse, ya con el equipo de La Paternal clasificado.
Marcelo Endelli / CONMEBOL / FotoBAIRES

Argentinos Juniors, clasificado a los octavos de final y con el primer puesto del grupo F asegurado, tropezó por 2-0 en su visita a Nacional, de Uruguay, por la sexta y última fecha de la Copa Libertadores.

La derrota no alteró el panorama del equipo de Gabriel Milito, que ya había hecho los deberes, se había asegurado hace varios días la clasificación, y llegó a la última jornada sin sobresaltos. Distinto era el caso del equipo charrúa. Para llegar a octavos, el Bolso tenía que ganar, pero no dependía de sí mismo y también necesitaba un tropiezo de Universidad Católica frente a Atlético Nacional. Sucedió lo primero, pero no hubo ayuda desde Chile, porque los cruzados vencieron 2-0 a los de Medellín y se quedaron con el segundo escalón del Grupo F.

Para este cierre de semestre, Milito dispuso variantes: el joven Marco Di Cesare para acompañar a Quintana en la pareja de centrales, y adelante, Herrera y el uruguayo Cabrera, con Ávalos en el banco. Pero el conjunto alternativo que dispuso el técnico, con la idea de sumar rodaje a aquellos que habitualmente salen como suplentes, no consiguió imponerse a las obligaciones que sí tenía un rival más necesitado y que se mostró más ambicioso y determinado.

Obligado por las circunstancias, Nacional buscó hasta que encontró la llave cerca del final, en una buena jugada de Bergessio; el experimentado delantero primero salió del área, y luego escapó a la marca de Di Cesare para quedar solo ante Chaves y definir; luego, un remate de Brian Ocampo con un ligero desvío terminó de sellar la victoria del tricolor uruguayo. Insuficiente para seguir en la Libertadores, aunque sí para cambiar el chip y pasar a la Copa Sudamericana. El que sí continúa es Argentinos, al que una caída con atenuantes no le opacó una muy buena campaña.