Nacho vale por tres

Nacho / AP

Si alguien tenía alguna duda, esta temporada Nacho Fernández se ha encargado de solventarla. El central, siendo el tercero de la rotación el año pasado, se quedó a las puertas de jugar la Eurocopa con España, y desde que arrancó la era Lopetegui es un fijo de las convocatorias, sobre todo porque su papel en el Real Madrid ha dado un vuelco de 180 grados.

El canterano blanco es de los trabajadores eficaces que nunca hacen ruido. Su debut data ya de hace seis años, mientras que son ya cuatro las temporadas que ha formado parte del primer equipo por derecho propio, lo que le convierte en una de las voces autorizadas del vestuario.

Nacho, además, es uno de esos jugadores que todo entrenador quiere tener. Lleva desde los doce años sin perderse un partido por lesión, es sumamente metódico en su preparación y además puede despuntar en cualquier posición de la línea defensiva.

Sin ser una gran estrella del mundo del fútbol, el madrileño se ha hecho poco a poco con un hueco en el equipo, hasta el punto de que ya no solo nadie se plantea una salida el verano que viene, si no que al contrario, voces autorizadas del club se preguntan si al central se le debería dar más recorrido.

Con los problemas de lesiones que han sufrido Varane y Pepe este año, Nacho ha jugado ya a estas alturas de temporada cuatro partidos más de los que jugó en su mejor temporada (la pasada) en términos de participación en el primer equipo. Además, ha demostrado ser un central expeditivo en el corte, muy seguro en la salida del balón jugado, y tremendamente efectivo en los marcajes uno contra uno.

Por eso no estaría de más revisar su temporada en julio y decidir si no ha llegado el momento de darle un empujón real a su carrera. Con la más que segura partida de Pepe a China este verano, y las dudas en cuanto al nivel de Raphael Varane, Nacho podría ser una alternativa más que solvente de cara a la titularidad el año que viene.

Con 27 años recién cumplidos y habiendo sido curtido en más de 100 batallas como profesional blanco, el canterano podría ser la opción perfecta para acompañar a Sergio Ramos en el eje central, y a la vez seguir siendo el comodín perfecto para cuando se necesite dar un respiro a Marcelo o Carvajal.

También te pueden interesar:

Cristiano Ronaldo y la depresión

¿Qué hacemos con Danilo?

La inoperancia de CR7