El Mutua Madrid Open, el gran examen de la española Foxtenn

·5  min de lectura

Madrid, 7 may (EFE).- 40 cámaras a pie de pista que captan 3.000 imágenes por segundo y ocho láseres para ofrecer "el bote real" de la pelota, dentro o fuera de la línea del campo de tenis. Sin estimaciones. Es la tecnología de la española Foxtenn, que tiene su primer gran examen en tierra batida en este Mutua Madrid Open.

Esta compañía barcelonesa, cuyo sistema de revisión electrónica ya da servicio a unos 30 torneos entre el circuito masculino ATP, el femenino WTA y los torneos de la federación internacional ITF, es la única que cuenta con tecnología aprobada para hacerlo en tierra batida, donde el movimiento de la arcilla por los jugadores, el viento o el propio impacto de la bola genera un extra de dificultad.

Tras estrenarse en Rio de Janeiro 2020 (ATP 500) y en el Torneo de Charleston (WTA 500 femenino), el Mutua Madrid Open es para ellos su primer Máster 1.000. Un examen de categoría.

"Hemos llegado a Madrid tras pasar muchas pruebas y torneos, convencidos de que podemos estar a la altura de un torneo que para nosotros es el más innovador en tierra. Esperamos sacar nota, porque hemos estudiado mucho", asegura a EFE el consejero delegado de la compañía, Javier Simón.

LA IMAGEN REAL DEL BOTE PARA APORTAR "VERDAD Y TRANSPARENCIA"

El 'zorro' del tenis (como se traduciría Foxtenn) es fruto de la iniciativa de este empresario, que ha dirigido proyectos de innovación en multinacionales de gran consumo y en 2015 se preguntó si las estimaciones de los sistemas de arbitraje electrónico del tenis podían ser más precisos y transparentes. "Si Foxtenn nace para algo es para aportar verdad y transparencia al arbitraje", afirma.

Desde 2015, con un equipo de unas diez personas, se pusieron a investigar con cámaras, láseres y radares para buscar esa precisión, lo que desembocó en este sistema, que utiliza las imágenes reales de las cámaras combinadas con los láseres que barren la pista para detectar la posición de la pelota y el jugador.

Así alcanzaron la versión actual, que cuando se pide una revisión electrónica de una jugada no ofrece una recreación o una estimación, sino la imagen real del bote de la pelota en la pista que demuestra si ha entrado dentro o fuera. En 2017 se lo certificaron para pista rápida y hierba, y hace un año para tierra batida.

"Está bastante extendido el mensaje y la opinión de que es el sistema más exacto del mundo, porque no está basado en ninguna estimación, sino en el bote real", opina Félix Mantilla, director de ventas de la compañía.

Su condición de extenista profesional, ganador de diez torneos oficiales y semifinalista de Roland Garros en 1998 da a su opinión peso específico. "Sin duda me habría gustado jugar con ello, porque a veces como jugador te ofuscas cuando crees que una bola es buena o mala y te la cantan al contrario. Este sistema te da la claridad de saber si es buena o mala", valora en declaraciones a EFE.

"GUSTA PORQUE EVITA POLÉMICAS"

Mantilla considera que con este sistema los jugadores están "más tranquilos" y los jueces de silla se evitan enfrentamientos. "Es un sistema que gusta, porque evita polémicas. A ningún juez le gusta estar envuelto en una polémica, evita esos momentos tensos y complicados", añade.

Al pie del cañón en la Caja Mágica está José Manuel Díaz, director de operaciones de la empresa, que ratifica esa percepción entre jugadores, que están pidiendo la revisión electrónica en el Mutua Madrid Open una media de cinco veces por partido aproximadamente, y para los jueces. "Los jueces están encantados, porque les quita la subjetividad de la discusión", explica.

Díaz forma parte de un grupo de profesionales que la empresa traslada a los torneos, en un número variable que depende de si dan servicios de arbitraje electrónico o añaden otros productos, como su tecnología de análisis de jugadores, los servicios de videomarcador, velocidad de saque, reloj, la retransmisión por 'streaming' o servicios para añadir entretenimiento a los aficionados.

Porque la tecnología que esta empresa española despliega sobre las pistas no solo sirve para determinar si la bola entró o no, sino para ofrecer un análisis muy completo que permite explicar muchas de las dinámicas de los partidos, gracias a las imágenes y al seguimiento láser de los movimientos.

"El sistema de cámaras y láseres da información al milímetro y al segundo, ves muy claramente por qué un jugador ha ganado o perdido. Puedes ver la posición en la pista, altura de la pelota, velocidad de juego, arrancada, recuperación, derecha o revés", explica Félix Mantilla, especialista en este ámbito. Analizando la diferencia de la velocidad de un jugador entre un set y otro se pueden extraer valiosas conclusiones sobre cómo ha transcurrido un partido.

ROLAND GARROS, UN OBJETIVO A LARGO PLAZO

Tras el examen del Mutua Madrid Open, la compañía barcelonesa mira más allá. "Estamos en conversaciones con Roland Garros y con otros torneos", admite el presidente de Foxtenn, Javier Simón. No estarán en esta edición, pero no descartan estar en la siguiente.

"Está en sus manos dar ese salto, que creo que sería un paso adelante para la credibilidad. Ellos tienen un contrato para la televisión, pero para mí es tan importante como la revisión oficial, y creo que podría darles un salto cualitativo y cuantitativo", opina. Montecarlo, Roma y el Conde de Godó de Barcelona son otros objetivos de esta tecnología española que aspira a aportar justicia y transparencia al tenis internacional.

Miguel Ángel Moreno

(c) Agencia EFE