Murió de un infarto el padre de Emiliano Sala

LA NACION
lanacion.com

Horacio Sala murió esta madrugada en su casa en Progreso, Santa Fe

Murió de un infarto Horacio Sala, el padre de Emiliano Sala, el jugador de fútbol argentino que murió el 21 de enero cuando el avión en el que viajaba se fue a pique en el Canal de la Mancha. Sala padre estaba en su casa en la localidad de Progreso, provincia de Santa Fe.

El jefe comunal de Progreso, Julio Müller, confirmó la información en diálogo con radio La Red. "La pareja de Horacio me llamó a las cinco de la mañana. Los médicos ya estaban ahí. Cuando llegué a su domicilio, ya había fallecido", aseguró. El papá de Emiliano tenía 58 años. "Emiliano tenía dos hermanos: Romina y Darío. Romina está trabajando en Santa Fe y Darío vive con la mamá. Horacio lo hacía en Progreso con su pareja. Nunca pudo superar la muerte de Emi. Muchos pudimos cerrar un círculo cuando lo encontramos. Pero ellos no: enterarse de que el piloto no podía viajar, que entre los clubes se peleaban para ver quién lo paga o quién lo cobra... Eso no cierra nunca", analizó Müller.

Horacio Sala (de camisa celeste en la foto) tenía 58 años. Aquí, durante una noche de vigilia en Progreso, cuando su hijo Emiliano todavía estaba desaparecido.

Aquella madrugada de enero, Horacio se había enterado a través de los medios de comunicación que su hijo estaba desaparecido, cuando se suponía que debía estar llegando a Cardiff para incorporarse al club de esa ciudad. La imagen quedó en el recuerdo: al pie de su camión, con el rostro desencajado, escuchaba cómo desde las radios le informaban lo que estaba sucediendo.

El avión que trasladaba a Emiliano Sala desde Nantes ( Francia) a Cardiff ( Reino Unido) partió el 21 de enero a las 19.15 hora de Francia (15.15 hora de Argentina). Aproximadamente una hora y quince minutos después del despegue, en la zona del faro de Casquets, se registró el último contacto con la aeronave en la que viajaba el jugador de 28 años, quien había sido transferido al Cardiff City. Pero solo 14 días después el avión fue encontrado, en los fondos del Canal de la Mancha. Y entonces llegó la noticia de que dentro de la aeronave se encontraba el cuerpo sin vida de Emiliano.

Cuando Progreso despidió a Emiliano: una mañana de dolor

El avión descendió más de 1000 metros en 112 segundos y se estrelló contra el mar. El fuselaje del Piper Malibu se encontró a 30 metros de distancia de la posición final, y en el lecho del mar, a unos 68 metros de profundidad. La aeronave estaba partida en tres partes, unidas por cables, y sin rastros de las alas ni del piloto, David Ibbotson, de 59 años.

Qué leer a continuación