Murió Sean Connery: el día que pudo haber jugado en Manchester United

LA NACION
·3  min de lectura

El mundo del cine despide al actor escocés Sean Connery, una de las últimas grandes leyendas de la pantalla grande, famoso por su papel como el agente secreto James Bond; murió a los 90 años, según confirmó su familia a la cadena BBC.

Connery dejó tras de sí un legado ilustre de películas como Robin y Marian (Richard Lester, 1976), Los intocables (Brian De Palma, 1987) y El nombre de la rosa (Jean Jacques Annaud, 1986), así como sus grandes colaboraciones con el director Sidney Lumet. Pero al menos un día en su intensa vida tuvo la chance de jugar en Manchester United.

Murió Sean Connery, el eterno 007, a los 90 años

A los 23 años, Connery mostraba su habilidad en el fútbol y supo ganarse un lugar en el club escocés Bonnyringg Rose Athletic.Su injerencia en el campo de juego provocó que Manchester United preguntara sobre la chance de contratarlo: incluso, le ofrecieron un contrato con el conjunto inglés en los años 50. En su momento, Connery llegó a hablar de ese interés del Manchester United: "Un futbolista de élite inicia su decadencia con 30 años. En aquel momento tenía 23. Al final decidí ser actor, algo que resultó ser una de las cosas más inteligentes que he hecho", reconoció.

Según los relatos del libro biográfico "Sean Connery: La medida de un hombre", Sir Matt Busby, el entonces entrenador del Manchester United, vio a Connery jugando al fútbol contra un equipo local de Manchester, cuando el actor había estado de gira con miembros del elenco de una producción musical. El desempeño de Connery en el campo impresionó a Busby, quien le ofreció un contrato de 25 libras a la semana. Sin embargo, el joven Sean rechazó la propuesta.

El Dalkeith Advertiser, un periódico local de Midlothian, informó en una crónica: "En una eliminatoria de la Copa Junior de Escocia de 1951, Connelly (sic) anotó con un tiro de 30 yardas en una derrota por 3-1 ante el Broxburn Athletic", pero sus menciones son limitadas por lo demás. Según estos relatos, Connery era un jugador diestro que se destacaba en el campo por su estatura.

El legendario James Bond fue visto a menudo en los partidos del Celtic-Rangers en la máxima división de Escocia durante sus últimos años. En una de estas ocasiones, abordó el rumor de que también le habían ofrecido una prueba para el Celtic en sus "días como jugador".

A propósito de su fallecimiento, el equipo en el que sí pudo despuntar como futbolista por unos años, el Bonnyringg Rose Athletic, le dedicó este mensaje: "Un arcoiris aparece sobre New Dundas Park tras el triste anuncio del que probablemente fue nuestro futbolista más famoso y uno de los escoceses más emblemáticos de todos los tiempos. Nos gustaría ofrecer nuestro más sentido pésame a su familia. RIP Sean".

Sean Connery, el caballero que se hizo desde abajo y nunca quiso volver a ser James Bond

Más allá de que nunca llegó a dar el salto al fútbol grande, quien trascendió como James Bond siempre fue un gran aficionado al fútbol: en 2005 llegó a participar en un partido por la paz que animó Barcelona ante un combinado de equipos de Palestina e Israel: el escocés hizo el saque de honor y compartió un tiempo con Ronaldinho.