Murió Amadeo Carrizo. La final de América entre River y Boca: "La emoción más grande de mi vida"

LA NACION
lanacion.com

El mundo del fútbol se encuentra tristemente golpeado por la muerte de Amadeo Carrizo, una de las leyendas más grandes de la historia de River. Con su fuerte personalidad, su talento intachable y su estilo revolucionario, marcó una época defendiendo el arco millonario y desde hace seis años que es presidente honorario del club de Núñez. Dueño y testigo de miles de anécdotas, a los 92 años confesó vivir la alegría más grande de su vida: la conquista de la Copa Libertadores frente a Boca el 9 de diciembre de 2018.

"Estoy pasando un momento de mucha felicidad, gracias a los muchachos que se brindaron con tanto cariño y afecto hacia el hincha. Tenemos un gran equipo, cuerpo técnico y dirigentes. Es la emoción más grande de mi vida", comentó Amadeo en una entrevista con Fox Sports tras la gloria lograda en Madrid.

"He tenido algunas conquistas como jugador, pero esto es único. Esto es ganarle a un grande, porque Boca es un grande y hay que reconocerlo. Se ganó categóricamente bien, no se ganó de casualidad. River lo hizo bien y es merecedor de este éxito", agregó Carrizo, el segundo jugador con más presencias del club y que en su etapa como arquero millonario había perdido la final de la Libertadores 1966 ante Peñarol por 4-2 en tiempo suplementario.

El adiós unánime del fútbol nacional a Carrizo

"Gallardo es un gran técnico y todo lo que ha sido como jugador de fútbol se lo ha inculcado a los alumnos que tiene en el equipo, por eso River ha llegado a esta conquista", añadió el eterno futbolista en relación a la figura del Muñeco, y también le brindó unas palabras a Franco Armani: "Es un gran atajador. Nadie es invulnerable, pero espero que siga así para el bien del club".

El elíxir de la juventud que bebía don Amadeo

Qué leer a continuación