Murió Alfredo Graciani: La sentida despedida del Cai Aimar y Oscar Ruggeri

·3  min de lectura
Cai Aimar dirigió a Alfredo Graciani en 1989 y 1990
Cai Aimar dirigió a Alfredo Graciani en 1989 y 1990

El fallecimiento de Alfredo Graciani moviliza al ambiente del fútbol y del deporte en general. Con sólo 56 años, y sin problemas de salud de gravedad, al “Murciélago” lo sorprendió la muerte en la mañana del miércoles. Emblema del Boca de los 80′, Graciani fue dirigido por “Cai” Aimar en 1989 y 1990 en el equipo campeón de la Supercopa Sudamericana. A su vez, el exdelantero fue un rival habitual de Oscar Ruggeri que en ese momento ya jugaba en River Plate.

El conductor de “ESPN F90″, Sebastián Vignolo, abrió el programa de hoy haciendo referencia al tema: “Es un golpe, un estado de ánimo que nos genera tristeza, conmoción”. Luego, el “Pollo” recordó que Boca “iba a la cancha seguido” y “marcó una época”. En tanto, en el final de su programa, el periodista Mariano Closs precisó que Graciani “fue un símbolo de Boca, un goleador extraordinario sin ser 9″: “Yo creo que la gente de Boca lo quiere muchísimo. Una figura de Boca. Lo sentimos mucho por la familia de Alfredo y les mandamos nuestros respetos”.

Showmatch: Feroz ataque de Chilavert a Ruggeri: "Títere de Tinelli"

Acto seguido, Vignolo le dio la palabra a Aimar, antes de destacar que el “Cai” siempre es anfitrión de los asados que hacen los exjugadores de aquel plantel xeneize: “Como chico, como profesional como persona, extraordinario. Como futbolista, tremendo también, hacía diagonales. Aparte, un chico muy sencillo. Cuando venían acá en casa, yo hacía un asado cada mes y medio, venían todos. Se sentían cómodos y les gustaba porque el grupo era muy bueno”.

Después, el exentrenador leyó al aire un mensaje que le mandó el médico de Graciani: “Me llamó hace dos días que tenía herpes zoster, ‘culebrilla’, un virus que ataca a los nervios con ampollas en la piel del cuerpo, pero que estaba bien, lo manejaba bien con la dermatóloga. Es muy doloroso, pero me dijo que no tenía dolor. Me llamó la atención, pero me dijo tenía fiebre y le aconsejé que se haga un hisopado. Qué locura, qué tristeza, mirá cómo fue el final”.

El dolor de Hernán Castillo por la muerte de su papá

Por su parte, el “Cabezón” agregó que no era “amigo” de Graciani pero se cruzaban “mucho” y “bien”. Además, destacó que “en la cancha era incapaz de contestarte algo. No era de pelear, de discutir”. También recordó que en esa época los futbolistas jugaban muchos años en un mismo club por la identificación del delantero con Boca.

Alfredo Graciani en la Bombonera, en 1987
LA NACION


Alfredo Graciani en la Bombonera, en 1987 (LA NACION/)

Finalmente, el comentarista Diego Latorre, quien fuera compañero tres años con Graciani en Boca, manifestó estar “desolado” por la noticia: “¿Cómo una persona tan vital, tan joven, sin ningún síntoma de nada, se nos va como si nada y a los dos minutos te enteras por un grupo de chat que no está, desapareció? No era amigo, pero si hay un escalón intermedio entre conocido y amigo, ahí estaba yo con el. Estábamos en un grupo; de hecho, ayer escribió algo al mediodía, y hoy dejó un testimonio público por las redes sociales”.

Gustavo López recargado: volvió a cruzar a Diego Díaz y a Germán Burgos

Por último, “Gambeta” comparó un gesto técnico de Graciani con uno de Lionel Messi: “Era muy certero para definir. Hizo algo que hoy hace Messi, que en ese momento a mí no me salía, le picaba mucho la pelota al arquero cuando salía”.