Mundial en Estados Unidos, benéfico para latinos

Por diferentes motivos, ambas selecciones buscarán el título de la Copa Oro sin sus principales figuras ¿a quién le afactarán más las ausencias?

El futbol puede romper barreras. Justo en el año en el que retumbó la idea de crear una reforma migratoria exigente, por parte de Estados Unidos, se abrió la posibilidad de que el país norteamericano albergara un Mundial. 

"Este es el momento adecuado para una ley sobre inmigración siempre que haya voluntad de hacer concesiones en ambos lados”, mencionó Donald Trump, Presidente de Estados Unidos, hace apenas unos meses durante un desayuno privado con un selecto grupo de periodistas.

Y es que la idea principal del mandatario es "fortalecer la economía de su país a beneficio de los suyos". Ante esto, el dictamen tendría como principales víctimas a los latinos, quienes vivirían un proceso de deportación a ilegales con mayor persecución. Además, se buscaría "terminar con la violencia", a la par. Por si esto fuera poco, la reforma tendría como otro objetivo, el intensificar el ingreso de extranjeros al país. Una cacería de brujas.

Sin embargo, Gianni Infantino, Presidente de la FIFA, mencionó el pasado 9 de marzo, que "cualquier selección que se clasifica al Mundial, incluidos simpatizantes y funcionarios, deben poder tener acceso al país. De lo contrario, no habría Copa del Mundo". Mensaje claro y contundente. 

Este 10 de abril, la situación podría dar un giro. La apertura a una negociación política entre países podría ir de la mano del futbol. "No nos vamos a meter en política, pero lo que puedo decir es que el Presidente Trump nos ha apoyado y solicitó que México se sumara a la candidatura", dijo Sunil Gulati, Presidente de la US Soccer durante el anuncio oficial de la triple candidatura.

De hacerse valer las palabras del mandatario del principal organismo de futbol a nivel mundial, Estados Unidos tendría que disminuir su ímpetu por fortalecer la reforma migratoria, por lo que el muro que desea construir Trump en la frontera con México, así como las puertas entrecerradas para latinos y demás extranjeros, se irían diluyendo. 

La copa del mundo para el 2026 apunta hacia el norte del continente americano, teniendo a Canadá, Estados Unidos y México como organizadores. Ningún mensaje de unidad política ha sido más claro que este.