La mujer que persiguió sueño olímpico desde el jardín

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 8 (EL UNIVERSAL).- Su recorrido es lento para la caja de bateo. Se pone en posición y hace un swing poderoso. La pelota cruza el campo 2 de la Liga Olmeca y se convierte en un doble que la lleva a segunda base.

Stefanía Aradillas siempre tuvo un buen swing. Tanto así que fue champion bat en su niñez, en un equipo varonil de beisbol en el que jugaba en la Liga Maya, al sur de la Ciudad de México.

Sus números la llevaron a ser elegida a la Selección Mexicana de varones que enfrentaría un Mundial infantil... o ese era el plan.

"El presidente de la Federación de Beisbol, en ese entonces, me dijo que no podía ir con el equipo porque era mujer", relata a EL UNIVERSAL Deportes. "Me decepcioné. Pero justo en ese momento me invitaron a jugar softbol femenil en la Liga Olmeca. Acepté, porque quería ir a un Mundial".

Su decisión no sólo la llevó a disputar Campeonatos Mundiales juveniles, le permitió también ser parte de la esperanzadora Selección Mexicana que consiguió inéditas medallas en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla, Panamericanos de Lima y también el histórico pase a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

En la coyuntura de Un día sin mujeres, que se realizará este lunes, la jardinera central también se sumará a esta iniciativa al parar actividades. "Es un movimiento que está dando de qué hablar. Espero que con esto haya un cambio en la sociedad. Este es nuestro primer paso", sostiene la jardinera.

Aradillas, de 25 años, es licenciada en Administración de Empresas por la Universidad de San Diego State, cursa una maestría en Capital Humano y buscará ser campeona olímpica en Tokio.



Qué leer a continuación