Muguruza: "He aprendido a ser más serena y tranquila"

Agencia EFE
·4  min de lectura

Miami, 24 mar (EFE).- La española Garbiñe Muguruza, que el jueves iniciará su participación en el WTA 1000 de Miami, reconoció que haber ganado recientemente en Dubai ha acentuado su motivación y reconoció que con la experiencia adquirida en su carrera ha aprendido a manejar mejor sus emociones durante un partido.

"Con "la edad y la experiencia he ido aprendiendo a manejar mejor las emociones durante un partido; por ejemplo, a pesar de haber perdido un servicio el partido no se ha acabado", indicó la tenista española. "Uno cuando uno está enfadado o sobreexcitado cuesta ver con claridad. Estoy aprendiendo a ser más serena y tranquila", señaló.

Garbiñe Muguruza señaló que haber ganado recientemente en Dubai le permite llegar "mas motivada" al abierto de Miami que iniciará en el partido contra la china Xinyu Wang, de segunda ronda. "Una victoria siempre ayuda", señaló en rueda de prensa la española, actualmente decimotercera en la clasificación mundial.

La jugadora española destacó "la energía especial" que tiene el WTA 1000 de Miami, una de las primeras competiciones importantes en las que participó en los inicios de su carrera y donde nunca, sin embargo, ha logrado superar los octavos de final.

"Para mi Miami siempre es un torneo importante y siempre va a merecer la pena montarse en un avión y venir a jugar. La energía que se siente aquí con los fans latinoamericanos lo hacen muy especial para mi", recalcó.

Confesó que le guarda un cariño especial a la histórica sede de este torneo hasta 2018, el centro de Drandon Park, en Cayo Vizcaíno.

"Jugar en Cayo Vizcaíno siempre será un lugar especial para mi por que allí fue cuando recibí una invitación hace diez años y me fue muy bien", señaló.

La nueva sede en el Hard Rock Stadium, en Miami Gardens, también es de su agrado y la pista rápida de la sede del torneo le gusta aunque la superficie es un aspecto que a la hora de jugar no analiza mucho, como tampoco los vientos que por estos días se registran en el sur de Florida.

A diferencia de otros profesionales que optaron este año por no ser parte del torneo, en especial en individuales masculinos, el último de ellos Andy Murray, la española dijo que en su caso no se planteó pasar por alto la cita de Miami. Ni por la pandemia de la covid-19 ni para prepararse mejor de cara a torneos grandes.

"Si pensara así, no hay muchos torneos que jugar entonces", manifestó la española, duodécima cabeza de serie y exenta en el tramo inicial en la competición de Miami.

"Es cierto que siento que he jugado bastante ya esta temporada, que tengo muchos partidos sobre mis espaldas, pero es algo positivo, estoy contenta y con ganas de jugar", añadió.

A su juicio, el hecho de que este año no se haya celebrado el Indian Wells en California (EEUU), usualmente la parada previa al torneo de Miami, no ha supuesto mayor diferencia en términos de preparación, y agregó que ha venido con cierta antelación "para disfrutar de la ciudad" y verse con familiares y amigos.

Resaltó que desde hace un par de años observa una gran variedad de "muy buenas jugadoras" en el circuito y que el top 40 "está mucho más igualado".

"Cualquier jugadora es peligrosa", recalcó, tras señalar que se ven "diferentes campeonas" casi cada semana.

En su caso, dijo estar contenta con su juego y como está mejorando.

"Es cierto que el resto me está funcionando. Siento que estoy en mejor posición y puedo tener una estrategia. Hasta ahora he jugado en pistas muy rápidas y tienes que tomar la iniciativa. Es un aspecto de muy juego en el que he estado trabajando desde el año pasado", manifestó.

Reiteró que siempre mantiene como meta ganar un torneo Grand Slam, para lo que sirve de preparación torneos como el de Dubai o Miami, pero al mismo tiempo confesó que está "deseando ir a Latinoamérica", donde la energía es diferente y la gente está "más activa y alegre".

La china Xinyu Wang, invitada de la organización, ganó el martes a la sueca Rebecca Peterson (6-2 y 6-2) y se convirtió en la primera rival de Muguruza en el torneo de Miami.

Será el segundo enfrentamiento entre Muguruza y Xinyu Wang. El único hasta el momento fue en Shenzhen el pasado año y terminó con victoria de la jugadora española en tres sets (3-6, 6-3 y 6-0).

Tras ganar en Dubai, Muguruza ha elevado a ocho el número de éxitos de su carrera y fue finalista en Catar y Melburne este 2021.

(c) Agencia EFE