Las víctimas civiles en Afganistan descienden a 5.939, el menor número desde 2012

Agencia EFE
·3  min de lectura

Kabul, 27 oct (EFE).- El conflicto armado de Afganistán causó 5.939 víctimas civiles durante los primeros nueve meses de 2020, un 30 % menos que en el mismo periodo del año anterior, el menor número desde 2012, informó este martes la Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA).

El último informe trimestral de la UNAMA documentó 5.939 víctimas civiles en total, con 2.117 muertos y 3.822 heridos, entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2020.

“Si bien el número de víctimas civiles documentado es el más bajo en los primeros nueve meses de cualquier año desde 2012, el daño causado a la población civil sigue siendo desmedido e impactante”, señala el informe.

Según la información documentada, más de cuatro de cada diez víctimas civiles corresponden a la población más vulnerable: un 31 % de las víctimas fueron niños y un 13 % mujeres.

A esto, la UNAMA añadió su “preocupación” porque en el periodo comprendido entre el 12 y el 30 de septiembre, que se corresponde con el inicio de las conversaciones para la paz entre el Gobierno afgano y los talibanes en Doha, "no hubo reducción en el número documentado de víctimas civiles” en comparación con las semanas anteriores.

También expresó su creciente inquietud por la ofensiva de los talibanes contra la ciudad de Lashkargah, capital de la provincia meridional de Helmand, así como por varios ataques indiscriminados en varias provincias en los que ya han perdido la vida y resultado heridos más de 400 civiles.

“Las conversaciones necesitarán algo de tiempo para ayudar a lograr la paz. Pero todas las partes pueden priorizar inmediatamente las discusiones y tomar medidas adicionales urgentes para detener el terrible daño a los civiles”, dijo la representante del Secretario General para Afganistán, Deborah Lyons.

Los datos del informe mostraron que los grupos insurgentes fueron responsables del 58 % de los daños a los civiles y en concreto un 45 % de ellos fueron causadas por los talibanes, una cifra inferior a la de otros años en parte a causa de una reducción en el número de heridos por ataques suicidas y enfrentamientos terrestres.

El 28 % de las víctimas se atribuyó a las fuerzas progubernamentales, una cifra también inferior por la caída en los ataques aéreos militares desde marzo; mientras que el 14 % de las bajas no se atribuyó a ninguna parte implicada ya que fueron causadas por fuego cruzado.

Los enfrentamientos terrestres, principalmente entre los talibanes y las fuerzas de seguridad nacionales afganas, causaron más de un tercio de todas las víctimas civiles, seguidos de artefactos explosivos suicidas y no suicidas (29 %), asesinatos selectivos (16 %) y ataques aéreos (8 %).

"DEBEN Y PUEDEN" HACER MAS

Con todo, la UNAMA reiteró que las partes en el conflicto “pueden y deben” hacer más para proteger a los civiles de los daños mediante la revisión urgente de las prácticas, así como trabajando para poner fin a los combates.

El Gobierno de Kabul y los talibanes comenzaron a principios de septiembre las reuniones preliminares para iniciar las conversaciones de paz.

Sin embargo, tras semanas de reuniones, no han logrado ponerse de acuerdo sobre las regulaciones para el desarrollo de un diálogo que busca poner fin a casi dos décadas de guerra.

(c) Agencia EFE