Muere un piloto polaco en el rally Dakar

Por Luis Ampuero
El piloto polaco Michal Hernik murió el martes en la tercera etapa del Rally Dakar, ensombreciendo una vez más la tradicional prueba que se disputa en Sudamérica desde el 2009. En la imagen, Hernik antes del inicio del Dakar en Buenos Aires el 3 de enero de 2015. REUTERS/Marcos Brindicci

Por Luis Ampuero

BUENOS AIRES (Reuters) - El piloto polaco Michal Hernik murió el martes en la tercera etapa del Rally Dakar, ensombreciendo una vez más la tradicional prueba que se disputa en Sudamérica desde el 2009.

La organización del Dakar informó de que el piloto de motos del equipo KTM fue encontrado sin vida en el kilómetro 206 de la Cuesta del Miranda, en la provincia argentina de La Rioja, a las 14.37 hora local (1737GMT).

"El cuerpo de Hernik fue hallado por un helicóptero médico a 300 metros de la pista", dijo el comunicado de la organización.

"El participante no presentaba ningún signo de accidente", agregó.

La muerte de Hernik es la quinta del Dakar desde su llegada en 2009 a tierras sudamericanas.

Los otros fallecidos fueron el francés Pascal Terry ese mismo año, el argentino Jorge Boero en 2012, el francés Thomas Bourgin en la edición siguiente y el belga Eric Palante en 2014.

El martes, el argentino Orlando Terranova ganó la etapa en coches para acercarse al líder de la prueba, mientras que el actual campeón de cuadriciclos, el chileno Ignacio Casale, salió ileso tras chocar de frente contra un coche a poco de iniciar el recorrido entre San Juan y Chilecito, La Rioja.

En una jornada con sorpresas, el debutante austriaco Matthias Walkner se quedó con la etapa en motos, mientras que el novato argentino Lucas Bonetto se impuso en cuadriciclos.

Tras la difícil y calurosa etapa del lunes, los pilotos encontraron un poco de alivio con un recorrido más tranquilo y que prácticamente no tuvo dunas.

"Hoy fue un buen día, hice el recorrido sin problemas pero no tan rápido (...) todavía falta y hay que ser cuidadoso", dijo Terranova tras bajarse de su Mini.

Terranova ganó la etapa en dos horas, 57:28 minutos y avanzó del séptimo al tercer puesto en la general que lidera también con un Mini el catarí Nasser Al-Attiyah, tercero el martes.

Al-Attiyah había ganado la primera etapa pero quedó segundo de Terranova después de ser penalizado por exceso de velocidad.

Después de volar en la segunda etapa, el catarí dijo que el martes anduvo más despacio para evitar accidentes y mantenerse al frente de las posiciones.

"No le creo a Nasser cuando dice que va despacio. El siempre va muy rápido", sostuvo Terranova.

El piloto español Nani Roma, quien en la primera etapa sufrió la rotura de la bomba de aceite y fue remolcado por más de seis horas desde las afueras de Buenos Aires hasta Villa Carlos Paz, finalizó sexto a 5:58 minutos de Terranova.

"Intentamos ponernos en carrera, ayer (lunes) hemos salido muy tarde y hoy avanzamos bastante, trataremos de ganar posiciones", dijo Roma quien ocupa el puesto 55 de la general, a 1 hora y 47 minutos del líder.

"Ahora intentaré ayudar al equipo, que Orly (Terranova) se concentre bien y yo voy a trabajar para lograrlo", explicó Roma al canal Fox Sports.

TRIUNFOS POR SORPRESA

En cuadriciclos se impuso el argentino Bonetto, seguido por su compatriota Sebastián Halpern con un Yamaha Raptor 700, y el polaco Rafal Sonik, que lidera la categoría con cinco minutos de ventaja sobre el uruguayo Sergio Lafuente y el chileno Casale, afectado por un choque frontal.

"Estoy un poco molesto con la mala suerte", dijo Casale, quien en la segunda etapa se quedó sin agua y se deshidrató cuando todavía faltaban 100 kilómetros para culminar la etapa.

"Estaba a unos 20 kilómetros de la partida cuando choqué contra un auto de frente. A pesar de haberme caído no he sufrido fractura alguna, aunque sí tengo muchos dolores (...) lo importante es que no me ha sucedido nada", agregó.

A pesar de los contratiempos el chileno, campeón en 2014, terminó octavo y está tercero en la clasificación general.

El austríaco Matthias Walkner sorprendió al ganar la etapa en motos y superar por apenas 40 segundos al experimentado catalán Marc Coma, mientras que el también español Joan Barreda, líder en la clasificación general, cruzó la meta tercero.

"Ha sido una etapa realmente muy técnica con un último tramo bastante peligroso porque había muchos ríos crecidos por las últimas lluvias, desniveles y barrancos bastante altos", dijo Barreda.

En camiones los Kamaz siguieron mandando con la victoria de Airat Mardeev, compañero de equipo de Eduard Nikolaev, quien se había impuesto en la jornada del lunes.

La cuarta etapa llevará a los autos desde Chilecito, La Rioja, hasta Copiapó, Chile, con un paso montañoso que supera los 4.800 metros de altitud.

Los pilotos deberán atravesar terrenos estrechos y caminos mineros en la primera parte y también arena y dunas en el desierto de Atacama. El recorrido será de 594 kilómetros de enlace con 315 kilómetros de tramo especial para motos, cuadriciclos y autos y 174 para los camiones.