Los movimientos de Cruz Azul previo al Clausura 2020

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 28 (EL UNIVERSAL).- Todavía falta el anuncio oficial del nuevo director deportivo y en Cruz Azul ya "cocinan" los cambios para el Clausura 2020.

El primero de los movimientos es precisamente el de una nueva cabeza que administre al equipo, el puesto que Ricardo Peláez dejó vacante por los conflictos con Víctor Garcés y no recibir el respaldo de Guillermo Álvarez, presidente del club.

De la lista de tres candidatos, Carlos López de Silanes se perfila como el principal para ocupar una oficina dentro de La Noria, por encima de Humberto Valdés y Francisco Gabriel de Anda.

El lunes, La Máquina dará a conocer el nombre del director deportivo, quien deberá trabajar junto al entrenador Robert Dante Siboldi rumbo al Clausura 2020.

Posteriormente, se moverán las fichas de los jugadores, aunque algunos ya están más afuera que dentro del Cruz Azul.

La primera baja sería José Madueña, lateral derecho cementero que ha pasado a segundo plano y que llegaría al Guadalajara, bajo el cobijo de Peláez.

El zaguero ha tenido irregularidad desde el Clausura 2019, con Pedro Caixinha todavía en el banquillo celeste. En el Apertura 2019, disputó siete partidos, cinco de ellas como titular, y sumó 436 minutos.

Madueña sería uno de varias bajas para el próximo año.

Hace unos días, EL UNIVERSAL Deportes adelantó algunos movimientos que se harían entre el Cruz Azul y Grupo Orlegi. El trueque involucraría a Martín Cauteruccio y Edgar Méndez, pero los celestes todavía no encuentran las piezas que les interesa del Atlas para cerrar la negociación.

En fichajes, el radar de La Máquina pasa por Argentina, con el Independiente. El portero Martín Campaña es una de las opciones, ya que Jesús Corona, portero titular y capitán del equipo, termina al cierre del Clausura 2020.

Todavía falta una semana para que Cruz Azul regrese a La Noria rumbo al próximo torneo y más de un mes para el comienzo del mismo, pero la urgencia es más que clara para no repetir el fracaso.

Qué leer a continuación