Los ricos están acumulando efectivo... por lo que pueda pasar

Mientras los inversores profesionales se sumergen en el mercado... los ricos acumulan efectivo en sus carteras.

Los inversores activos están entrando en el mercado con el mayor entusiasmo desde las elecciones.

Esas diferencias son una señal de la inminente tensión en el mercado de cara al próximo año, sobre todo a medida que los inversores sigan replanteándose de manera radical la situación de la economía para 2020.

En su última encuesta sobre el comportamiento de los inversores publicada el martes, UBS Global Wealth Management descubrió que los inversores ricos aún poseen el 25% de sus carteras en efectivo, más que la asignación del 5% que la empresa normalmente recomienda. La encuesta, en la que participaron más de 3.400 inversores de 13 mercados, también indicó que el 60% de los inversores podría valorar aumentar aún más su efectivo.

Y así, mientras que el 69 % de los encuestados son “optimistas” sobre los retornos para la próxima década, casi las tres cuartas partes de los encuestados consideran que el entorno es más desafiante ahora que hace cinco años y el 79 % asegura que nos dirigimos a un período de mayor volatilidad.

En otras palabras, los inversores ricos siguen preparándose para que ocurra algo negativo en la economía.

Sin embargo, esta visión cautelosa a corto plazo de los ricos contrasta con el grupo de inversores profesionales que ha aumentado sus apuestas en el mercado tras la posibilidad de que no ocurra la recesión de 2020 que se ha barajado en las últimas semanas.

La encuesta mensual del gestor de fondos del Bank of America de noviembre, que se publicó el martes, encontró que el “FOMO”, también conocido como “miedo a perderse algo”, ha conducido a una “ola de optimismo y aumento de la exposición a las acciones y valores cíclicos”.

“Los toros han vuelto”, afirmó el estratega del Bank of America, Michael Hartnett.

Efectivo. (Getty)
Efectivo. (Getty)

Los inversores están apostando cada vez más porque el próximo año se produzca un crecimiento mayor de lo esperado que seguirá impulsando los mercados, lo cual significa básicamente cualquier crecimiento.

En noviembre, un 6 % neto de los inversionistas dijo que espera que la economía global mejore en los próximos 12 meses, un aumento de 43 puntos porcentuales respecto al mes anterior. El mayor cambio mensual de la historia sobre las expectativas económicas, según Bank of America.

Entonces, aunque aproximadamente dos de cada tres inversionistas de los encuestados en octubre consideraron que la economía global empeoraría de cara al 2020, un poco más de la mitad de los encuestados en noviembre considera que la economía global realmente mejorará el próximo año.

Como era de esperar, los saldos de efectivo entre los gestores de fondos cayeron bruscamente durante el último mes y ahora representan solo el 4,2 % de las carteras, el nivel más bajo desde junio de 2013.

Y la diferencia aquí es obvia: los ricos se mantienen a la defensiva mientras que quienes hacen apuestas activas en el mercado se están lanzando de cabeza.

Por supuesto, los objetivos de cada grupo difieren mucho. Querer preservar la riqueza es muy diferente a crearla. Sin embargo, la brecha en el entusiasmo y los sentimientos entre estos dos grupos importantes llama la atención a medida que el mercado sigue alcanzando nuevos máximos y muy pocos conservan el entusiasmo real.


Qué leer a continuación