"Algunos pueden morir, hay que solidarizarse"

El Universal

Melissa Damián

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 16 (EL UNIVERSAL).- "Algunas personas pueden morir, es mejor que seamos solidarios y llevemos a cabo las medidas sugeridas por un tiempo", dijo Sidonie Kervazo, de 27 años, quien vive en Lyon, después de que se declarara la cuarentena en ese país. Sidonie considera que las restricciones escalaron de manera abrupta y la tomaron por sorpresa.

A finales de enero se registraron los primeros casos de Covid-19 en Francia, donde ayer se realizaron elecciones municipales.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Los casos aumentaron con lentitud; sin embargo, el 14 de febrero en París ocurrió la primera muerte en Europa, era un hombre de 80 años proveniente de Hubei.

"Se habló muy poco del coronavirus hasta la primera mitad de febrero, tampoco se hablaba demasiado de los protocolos, sólo se decía que el coronavirus causaba síntomas parecidos a la gripa. Hasta hace tres semanas se empezó evitar saludar de beso o de mano", cuenta Sidonie.

Para el 29 de febrero, con 100 casos de infección y dos muertes, el gabinete se reunió y se prohibieron las reuniones de más de 5 mil personas. El 3 de marzo se anunció que se suspenderían las clases en 120 escuelas en el aparente foco de infección, pero que "no se quería paralizar la vida social y económica".

El 8 de marzo se prohibieron las reuniones de más de mil personas y se anunció que las escuelas, en todos los niveles educativos, suspenderían clases a partir del lunes.

Pero el sábado pasado, el primer ministro anunció que Francia había entrado a la etapa tres. Todos los comercios fueron cerrados, excepto farmacias y supermercados, y quedaron prohibidas las reuniones de más de 10 personas y se pidió mantener una distancia de dos metros entre las personas.

Aun así se celebraron las elecciones municipales, un acontecimiento político importante. El gobierno invitó a todos a ir a votar. Médicos y alcaldes pidieron que se pospusieran las votaciones por el brote de Covid-19, pero el presidente Emmanuel Macron no respondió a eso. Se organizaron las elecciones en dos turnos: el domingo 15 y el 22 de marzo.

Cada quién tenía que llevar su propia pluma, usar gel antibacterial al entrar y al salir no tocar nada. En la semana se verá si se lleva a cabo el segundo turno de las elecciones, pero en esta ronda hubo un 54 % de ausentismo.

"Los protocolos más recientes me parecieron exagerados, pero ahora pienso que si el coronavirus se contagia con tanta facilidad y que al final sí hay personas que mueren por eso, es mejor que seamos solidarios", reflexionó Sidonie.


Qué leer a continuación