Mori y su inoportuna pifia se suman a la lista de problemas para Tokio 2020

Agencia EFE
·4  min de lectura

Tokio, 11 feb (EFE).- Por si fueran pocas las dificultades que afrontan los Juegos de Tokio 2020, el líder del comité organizador, Yoshiro Mori, parece abocado a abandonar el cargo a raíz de unos comentarios sexistas que han causado indignación dentro y fuera de Japón.

El ex primer ministro nipón, de 83 años, ocupa el puesto de máxima responsabilidad al frente de Tokio 2020 y era considerado como una figura clave en las gestiones para sacar adelante los Juegos pese a la pandemia, pero ha caído en desgracia desde la semana pasada.

El motivo son unos desacertados comentarios denigrantes contra las mujeres durante una junta del Comité Olímpico de Japón, que han generado una cascada de reacciones negativas y que, según los medios nipones, le habrían empujado a dimitir, una decisión que se espera que se haga oficial este viernes.

"Oí a alguien decir que si aumentamos el número de mujeres en la junta tenemos que regular el turno de palabra de algún modo o, si no, no terminaremos nunca", dijo Mori durante la reunión de la semana pasada al ser preguntado sobre los planes del Comité Olímpico de Japón de aumentar el número de mujeres miembros del 20 % al 40 %.

El presidente del comité organizador, quien también aludió al "gran sentido de la rivalidad" femenino, compareció ante los medios al día siguiente de estallar la polémica para pedir disculpas y justificarse diciendo que "no habla demasiado con mujeres", lo que, como era de esperar, no bastó para acallar las críticas en su contra.

.

LARGO PALMARÉS DE "BOCAZAS"

Mori es una figura aún respetada en su antigua formación política, el conservador Partido Liberal Demócrata, con la que gobernó Japón durante un breve e impopular mandato de 2000 a 2001, pero también es bien conocido entre los japoneses por su propensión a hacer comentarios fuera de lugar e incluso ofensivos.

Entre sus pifias más recordadas hay anteriores comentarios sexistas sobre las mujeres que deciden no tener hijos o su alusión a Japón como "una nación divina centrada en el emperador", realizada poco después de asumir el liderazgo del Gobierno hace dos décadas y vista por muchos como anticonstitucional.

También causó indignación generalizada en 2014, el mismo año en que fue designado para dirigir el comité organizador de los JJOO, cuando señaló a la patinadora artística sobre hielo nipona Mao Asada de "caerse siempre en el momento crucial" de las competiciones.

Con tales precedentes, muchos se sorprendieron al verlo elegido como rostro visible del comité organizador, órgano que valoró en su día las conexiones en las altas esferas del veterano político y su conocida afición al deporte, y en particular, al rugby, que le llevó a jugar un papel central para llevar a Japón el Mundial de esa disciplina de 2019.

.

MÁS DESGASTE PARA LOS JUEGOS

La última metedura de pata verbal de Mori ha llegado en el momento más inoportuno para los organizadores de los Juegos, que lidian con el desafío de preparar la competición en plena pandemia, tras decidir en 2020 aplazarlos un año, y con un respaldo popular decreciente entre los japoneses.

Un 82 % de los nipones cree que los Juegos deberían ser pospuestos de nuevo o cancelados definitivamente por la crisis sanitaria, frente a solo un 14,5 % favorable a celebrarlos el próximo verano como está previsto, según una encuesta realizada el pasado fin de semana por la agencia local Kyodo y que muestra cifras aún peores que consultas anteriores.

Además, en señal de protesta por los polémicos comentarios, centenares de voluntarios nipones que estaban registrados para ayudar en la organización de los Juegos han decidido retirarse, al igual que corredores que iban a participar en el relevo de la antorcha de la llama olímpica en Japón, cuyo recorrido está previsto para finales de marzo.

Entre las voces destacadas que han protestado con vehemencia contra Mori se encuentran la gobernadora de Tokio, otra de las figuras clave en la organización de los Juegos, quien dijo que sus comentarios han "asqueado a mucha gente", mientras que la estrella japonesa del tenis Naomi Osaka le tachó de "ignorante".

El Comité Olímpico Internacional (COI) calificó sus comentarios de "absolutamente inapropiados" y "en contradicción" con la política de este organismo, en un comunicado.

De confirmarse la salida de Mori, a quien parecen quedarle ya pocos apoyos dentro y fuera del comité organizador, su sucesor tendrá como principal cometido inmediato recuperar el apoyo de los japoneses al evento y reparar el daño causado a la imagen de los anfitriones.

Antonio Hermosín Gandul

(c) Agencia EFE