Morelia da la sorpresa y elimina a León de la Liguilla

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 30 (EL UNIVERSAL).- El "Eh... puto" cobró a su primera víctima y no fue un veto de estadio. El León fue afectado en dos ocasiones por este grito y quedó eliminado del Apertura 2019. El Morelia triunfó (1-2) sobre la cancha de la Fiera, en la primera sorpresa de la Liguilla, y espera rival para las semifinales.

El grito polémico, prohibido por la FIFA, lastimó indirectamente a los panzas verdes. Primero, en el partido de ida, cuando el árbitro José Alfredo Peñaloza detuvo las acciones y agregó 12 minutos para comenzar cuando el León ganaba 3-2. En ese lapso, los Monarcas igualaron los cartones.

Este sábado, el "Eh… puto" regresó, pero exclamado por la afición guanajuatense, cuando su equipo más necesitaba de minutos para buscar el gol del empate y del boleto a la próxima ronda. El silbante Marco Antonio Ortiz Nava aplicó correctamente el protocolo, al suspender el cotejo por 120 segundos, pero sólo añadió siete minutos y se agotó la vida para la Fiera. Los michoacanos están en semis; el León, no.

En la primera parte, el León llegó varias ocasiones, mas nunca pudo vencer el arco de Sebastián Sosa. Ángel Mena por el costado de la derecha; Jean Meneses, por la izquierda; Ismael Sosa y José Juan Macías por el centro, y Luis Montes desde fuera del área, fueron constantes en sus aproximaciones para abrir los cartones. Les faltó concretar.

Fue hasta el minuto 51, en una descolgada por el costado de la derecha de Ismael Sosa que terminó en el gol para la Fiera, misma anotación que obligaba a los Monarcas de ir por dos tantos para avanzar a las semifinales.

El técnico Pablo Guede se vio obligado a modificar su esquema y mandó a Miguel Sansores para acompañar al español Fernando Aristeguieta en el ataque; el cambio fue acertado porque el yucateco igualó el marcador (66'). Cinco minutos después, un zapatazo de Edison Flores silenció al estadio León. Fue el 1-2 (4-5 en el global) para el Morelia.

Antes del minuto 90, Sebastián Sosa sacó el colmillo y provocó la calentura de la fanaticada, quien le respondió con el "Eh... puto" en dos ocasiones, por lo que el silbante aplicó el protocolo y no se volvió a escuchar.

En la última jugada del partido, José Juan Macías estrelló un disparo en el metal de la portería michoacana.

Qué leer a continuación