Morata desbloquea al Atlético; De Jong decanta el derbi sevillano

Agencia EFE

Madrid, 10 nov (EFE).- Álvaro Morata fue de nuevo el recurso con el que el Atlético de Madrid pudo desbloquear un partido que tenía atascado y amarrar un triunfo imprescindible ante el Espanyol, en tanto que el holandés Luuk de Jong, tantas jornadas puesto en tela de juicio, se estrenó en el derbi y otorgó la victoria al Sevilla ante el Betis en el Benito Villamarín.

El internacional español se incorporará a la concentración de la Roja con el aval se seis partidos seguidos marcando. Fue el artífice de la remontada del conjunto del argentino Diego Pablo Simeone, que volvió a cuajar una puesta en escena y una primera mitad deficiente.

Se aprovechó de ello en el Wanda Metropolitano el necesitado Espanyol, penúltimo clasificado, para tomar ventaja en el marcador con una diana de Sergi Darder (m.38), pero apareció Morata para servir en la prolongación el tanto del empate al argentino Ángel Correa y firmar el 2-1 en el tramo inicial del segundo periodo, en el que los hombres de Simeone mostraron una cara bien distinta.

No pareció tener cerrado el encuentro el Atlético casi nunca, tan solo al final lo consiguió con un gol de Koke Resurrección, que selló el 3-1 para cerrar una racha de dos empates seguidos en LaLiga y seguir a un punto de Barcelona y Real Madrid, al igual que el Sevilla, que salió victorioso del derbi ante el Betis con un tanto de De Jong.

El exjugador del PSV, criticado y puesta en duda su adquisición por falta de acierto en partidos como, por ejemplo, el del Camp Nou, fue en esta oportunidad decisivo. No falló y su gol a los diez minutos del segundo periodo, validado por el VAR, significó el definitivo desequilibrio (1-2) después de que el argentino Lucas Ocampos (m.13) y Loren Morón (m.45) hubieran zanjado el primer tiempo en tablas.

Lo intentó el Betis con todos los argumentos posibles, pero los pupilos de Julen Lopetegui se pertrecharon con eficacia atrás y a los de Joan Francesc Ferrer 'Rubi', que tienen la zona de descenso a cuatro puntos, se les marchó un partido que, como es habitual, 'durará' en la ciudad cuanto menos hasta el derbi de la segunda vuelta en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Osasuna se confirmó como el rey del empate, al sacar su séptima igualada (0-0) en el Coliseum Alfonso Pérez ante el Getafe, que perdió la ocasión de entrar en la zona europea, a la que accedió el Athletic con su remontada ante el Levante (2-1).

El equipo de José Bordalás no pudo superar el muro que levantó en su portería Sergio Herrera, protagonista inesperado y 'gracias' a la lesión de su compañero Rubén Martínez en la primera parte. Sus intervenciones resultaron determinantes.

Con las tablas el Getafe es séptimo con 20 puntos, empatado con el Athletic, sexto merced a la actuación de Ander Capa, clave en la reacción ante el Levante en San Mamés. El lateral sirvió el empate a Iker Muniain y logró el segundo tanto con una magnífica volea que revirtieron una situación que se le había complicado al equipo vasco con la diana de Sergio Postigo en la prolongación del primer tiempo.

Enlaza así su tercer partido sin perder el Athletic y frena al Levante, que llegaba después de dos victorias trascendentes ante la Real Sociedad y el Barcelona.

También perdió su opción europea el Villarreal. Cayó en Son Moix, donde el Mallorca está creando un fortín. Sin ir más lejos, en el feudo balear, por ejemplo, perdió el Real Madrid. Fue un partido con tres penaltis -dos para los locales- y un magnífico tanto del japonés Take Kubo, el primero que consigue en LaLiga.

El joven zurdo nipón cedido por el Real Madrid 'fabricó' la primera pena máxima, transformada por el marfileño Lago Junior, y abortó con su zapatazo desde la frontal la reacción que esbozaba al inicio del segundo tiempo el conjunto de Javi Calleja con el tanto, también desde el punto de penalti, de Santi Cazorla.

José Antonio Pascual

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación