Así afronta el coronavirus Mónaco, el país en el que sus habitantes son los más ricos del mundo

Yahoo Noticias

El coronavirus no entiende de fronteras y la extensión de la pandemia por todo el mundo ha provocado que numerosos países opten por la cuarentena para evitar que se siga produciendo su expansión. Más allá de países muy afectados, como Italia, Estados Unidos o España, muchos otros, en los que el impacto del brote está siendo menor, están tomando medidas para contener su propagación.

Es por ejemplo el caso de Mónaco, una pequeña ciudad-estado independiente en la costa mediterránea de Francia conocida por sus elevados niveles de vida. Allí, los casinos, los yates y las viviendas lujosas forman parte del panorama habitual.

Supermercados vacíos de productos en Mónaco (REUTERS/Eric Gaillard).
Supermercados vacíos de productos en Mónaco (REUTERS/Eric Gaillard).

El pequeño estado, que tiene una población inferior a los 40.000 habitantes, contaba este pasado 25 de marzo con 31 contagiados y ningún fallecido. Entre los infectados, estaban algunas de sus figuras más influyentes como el príncipe Alberto de Mónaco o el Ministro de Estado, Serge Telle. Su cercanía con Francia, país en el que el COVID-19 está teniendo un gran impacto con decenas de miles de casos, también ha sido un factor para obligar al confinamiento de la población.

Al igual que en el resto del planeta, su Gobierno ya ha planteado una serie de ayudas a la población para enfrentarse a esta situación de parálisis económica. La salvedad, respecto a otros países, es que el principado es el país del mundo con más PIB per cápita. En el año 2018 se situaba en los 158.842 euros por persona, por encima de otros lugares como Liechtenstein, Luxemburgo o Suiza.

Este poderío económico también tiene su reflejo en las medidas que se van a aplicar a su población. Así, las autoridades ya han anunciado que se pagará un bono especial de 1.000 euros a todos aquellos empleados públicos que estén involucrados en esta crisis sanitaria. Aún no se conoce exactamente quiénes podrán solicitarlo, pero se da por seguro que tanto el personal sanitario como los servicios de emergencia podrán acceder a él, tal y como revela Monaco Matin.

No es esta la única medida económica de importancia que la pequeña ciudad-estado ha implantado, ya que sus autoridades han lanzado diversas iniciativas para ayudar a sus habitantes en la pandemia. Así, habrá un salario mínimo para los trabajadores autónomos y se permitirá un retraso en el pago del IVA por un periodo de tres meses.

También las compañías domiciliadas en Mónaco podrán solicitar préstamos a una tasa de interés del 0% y se cancelará el pago del alquiler hasta 2021 de todas las viviendas que sean de propiedad estatal, reembolsando las cantidades pagadas desde enero de 2020. En el caso de las viviendas de titularidad privada se alienta a los propietarios a escalonar o posponer los pagos, aunque no se ha establecido una legislación sobre el asunto, tal y como recuerda Monaco Tribune.

Además, los taxis monegascos están ofreciendo transporte gratuito para aquellos que necesitan recibir tratamiento médico.

Los taxis monegascos están echando un cable en la pandemia (Photo by Gerig/ullstein bild via Getty Images)
Los taxis monegascos están echando un cable en la pandemia (Photo by Gerig/ullstein bild via Getty Images)

Así ha sido el confinamiento en Mónaco

El pasado 16 de marzo, apenas dos días después que España y cuando el principado contaba con nueve casos de coronavirus, las autoridades decidieron cerrar los colegios y escuelas, así como los comercios no imprescindibles y pidieron a su población que teletrabajara en la medida de lo posible para evitar los contagios.

Los mercados, como es lógico, permanecían abiertos, pero el Gobierno hizo varias recomendaciones a sus ciudadanos para que mantuvieran la distancia y así evitar los contagios. En cuanto a los transportes, se suspendían los autobuses locales, pero las líneas de tren y autobús que conectaban con Francia quedaban abiertas.

El 22 de marzo se endurecían ligeramente las medidas y las autoridades implantaban un toque de queda entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana. Solo el personal sanitario o la policía podrían desplazarse en ese lapso de tiempo, aunque se contemplaba alguna excepción como por ejemplo el asistir a una persona vulnerable en necesidad de cuidado. Las multas para aquellos que no cumplieran la medida ascendían a hasta 200 euros.

Pese a que en Mónaco el coronavirus no ha afectado tanto como en otros países, sí que ha obligado a la cancelación de un evento tan reconocido como su Gran Premio de Fórmula 1, algo que ha ocurrido por primera vez en 56 años.

Más historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación