El modus operandi para asaltar futbolistas en Europa

Domingo Vázquez Henry
·3  min de lectura
Ángel Di María is mobbed after scoring (Getty)
Ángel Di María is mobbed after scoring (Getty)

El domingo pasado, Ángel Di María tuvo que dejar el juego entre el PSG y Nantes debido a que su casa había sido robada. El argentino fue sustituido en el minuto 62 por Leandro Paredes durante la caída 2-1 del conjunto campeón de Francia. El atraco a la casa del “Fideo” es el más reciente de una larga lista de asaltos que han sufrido los futbolistas, especialmente los del club parisino, en los últimos años.

Marquinhos, quien fue titular y jugó los 90 minutos en la derrota ante el Nantes, también fue víctima de los “amantes de lo ajeno”. La casa del padre del central brasileño, situada en Chatou, fue allanada el domingo por la noche por un grupo de ladrones que, de acuerdo con un reporte de la Agencia EFE, habrían agredido “con un puñetazo en el vientre” al padre del carioca antes de llevarse su botín.

En los últimos años, y pese a las cámaras de seguridad y alarmas, los ladrones han implementado un modus operandi muy efectivo para asaltar las casas de los futbolistas: atracar cuando los jugadores están disputando algún partido.

En enero del presente año, Mauro Icardi, delantero del PSG, sufrió un robo en su casa mientras se encontraba viajando a Lorient para el partido de la Ligue 1 que el club parisino perdió por 3-2. De acuerdo al medio francés L’Equipe, el monto de lo robado está valuado en casi medio millón de dólares.

Antes de los asaltos a Di María y Marquinhos, el último en la lista era Robin Olsen, portero del Everton de Inglaterra, quien sufrió un violento atraco. El sábado 6 de marzo, mientras se encontraba en su casa acompañado de su esposa y sus dos hijos, ladrones entraron y amenazaron a su familia con un machete. Los asaltantes se llevaron varias joyas valiosas y un reloj de lujo.

Leer más: Ronaldo será padre por quinta vez a 11 años de hacerse la vasectomía

La Serie A tampoco se salvó. En octubre del año pasado, el delantero argentino de la Lazio, Joaquín Correa, relató en redes sociales cómo ladrones allanaron su domicilio y le robaron cerca de 7 mil euros entre efectivo, relojes y objetos de valor, mientras él disputaba el juego liguero ante Bologna.

“A ese cobarde que vino a robarme mi casa mientras yo estaba en el partido... Cobarde, entra y roba cuando estoy adentro. Los espero, pedazos de mierda”, tiró el ariete argentino en su cuenta de Instagram.

Italia también fue testigo de un indignante asalto. A finales del año pasado, el domicilio de Paolo Rossi, que falleció a los 64 años el 9 de diciembre, fue asaltado cuando familiares y amigos se reunieron para el funeral del futbolista. El campeón del mundo en 1982 había muerto tras una batalla contra el cáncer de pulmón.

Así como en Francia los asaltantes apuntan a los grandes referentes, en España la situación es similar. Karim Benzema, delantero del Real Madrid, sufrió un robo a su domicilio mientras disputaba el partido de vuelta de la Copa del Rey ante Barcelona en febrero de 2019.

Dos semanas antes del atraco a la casa del “Gato”, Kevin-Prince Boateng, jugador que apenas había desembarcado en el Barcelona, pasó por lo mismo cuando ladrones le sustrajeron de su hogar joyas, relojes y cerca de 450 mil dólares en efectivo mientras jugaba un partido ante Valladolid. En noviembre de aquel año, mientras se encontraba de viaje en Milán para un partido contra Inter por la Champions League, Jordi Alba atravesó por la misma situación.

Relacionados

Keylor Navas acusado de proponer perder partidos para cesar al técnico nacional

El mensaje de Neymar que aviva los rumores de romance con la argentina Emilia Mernes

Real Madrid vence a Elche y aprieta la carrera por LaLiga