La nueva moda de los autógrafos virtuales de los deportistas: cuáles son los más solicitados y cuánto cobran por el saludo

·5  min de lectura
El ex boxeador Floyd Mayweather, una de las celebridades deportivas que comercializa sus saludos.
Captura de pantalla

No sabemos quiénes son Gary y Nicole, pero debieron sorprenderse mucho cuando recibieron un video de la leyenda de la NBA Kareem Abdul-Jabbar felicitándolos por su boda el año pasado. Una gran sonrisa, una camiseta de los Lakers en la espalda, una vista de la ciudad de Nueva York de fondo... El ex jugador de básquetbol, que se intuye que leyó discretamente un formulario, no parecía muy cómodo. Pero esas decenas de segundos de grabación delante de la cámara le hicieron ganar algo más de 300 euros.

La bomba Haaland: el padre y el agente se reunieron con el presidente del Barça

La oferta de celebridades es amplia en Cameo, la plataforma estadounidense que pone en contacto a famosos con sus fanáticos en la que, como muchos otros deportistas, Jabbar se registró. El público no duda en pagar unos euros, incluso varios miles, para conseguir un video personalizado de su ídolo, sea de la actividad que sea. Sostiene el diario deportivo francés L’Equipe que allí se encuentran estrellas de la televisión, como David Hasselhoff, el actor de “Baywatch”; músicos, celebridades de las redes sociales o de los realities, periodistas y deportistas como Lance Armstrong o Floyd Mayweather, que se entregan a estas dedicatorias virtuales por un precio fijado en 820 euros.

La presentación de Floyd Mayweather

La idea de este sorprendente mercado surgió en la mente de Martin Blencowe, un inglés de 34 años que lleva una década viviendo en la costa oeste de Estados Unidos. En 2016, este productor de cine que es también el agente del jugador de la NFL Cassius Marsh le pidió que grabara un video para felicitarlo a un amigo por el nacimiento de su hijo. “A mi amigo le encantó”, recuerda Blencowe desde su casa en Los Ángeles. “Se lo conté a un compañero (Steven Galanis) y nos pusimos a pensar en esta idea. En octubre de ese mismo año, les dijimos a los atletas e hicimos hincapié en la nueva fuente potencial de ingresos para ellos fuera de la cancha”.

“Cameo” atrajo inicialmente a jugadores de fútbol americano, a antiguas estrellas del deporte estadounidense y también se unieron los futbolistas europeos Nigel de Jong y Kevin-Prince Boateng. “La llegada de Brett Favre, uno de los mejores quarterbacks (de la NFL) de todos los tiempos, en septiembre de 2018, cambió el juego”, recuerda Martin. “La gente pensaba: ‘Si él lo hace, ¿por qué yo no? Y Drew Brees y Joe Montana (otros dos íconos del fútbol americano) se unieron a nosotros”.

El saludo de Kareem Abdul-Jabbar

La plataforma se amplió tanto que cuenta ahora con más de 40.000 “talentos”, como los llama, y sólo el 20% son deportistas, de diferentes especialidades. Los más solicitados son ex jugadores de la NFL como Brett Favre y Ray Lewis y el ex luchador Ric Flair. El primero de ellos, estrella de los Green Bay Packers, declaró el mes pasado a The Guardian que podía hacer más de 10 videos por día (80 incluso en una fecha como el Día de la Madre) y que era “la forma más fácil y sencilla de ganar dinero”.

Como cobra 328 euros por cada uno -el 25% del cual va a la plataforma-, los ingresos pueden ser rápidamente importantes. “No hablamos de las ganancias de nuestros talentos pero, por poner un ejemplo, Brian Baumgartner, el protagonista de The Office, es el que más dinero ganó en Cameo en 2020: un millón de dólares”, revela Blencowe. “Le decimos a la gente que si hacen un video al día, pueden ganar fácilmente 100.000 dólares al año, o incluso más si le dedican tiempo”

El dinero fácil no es un tema tabú para el empresario. Está orgulloso de lo conseguido. “Hacemos feliz a la gente. Cuando te descargas nuestra aplicación, ves, en la página de inicio, a un joven enloquecido frente a su pantalla cuando ve el mensaje de su ídolo ofrecido por sus amigos. Hacemos posible una conexión que normalmente es imposible”.

Tsonga fue eliminado
Tsonga fue eliminado


El tenista Jo-Wilfried Tsonga se sumó a la plataforma y las ganancias son para beneficio de una asociación que creó.

Ante el éxito en Estados Unidos (1,3 millones de videos realizados en 2020 y 85 millones de euros en ventas), los 200 empleados de la página web están llegando a otros países contratando a personalidades de habla no inglesa. Por ejemplo, en Francia con el tenista Jo-Wilfried Tsonga. “Se acercaron a mí y el concepto me pareció bonito. En mis redes sociales recibo entre 10 y 40 mensajes de fanáticos cada día. Así que con Cameo, combino los negocios con el placer. Todas mis ganancias se redistribuyen a mi asociación Attrap’la balle”, dice el actual número 33 del ranking de la ATP.

Tsonga cobra 164 euros por video, asegura que tiene en la plataforma entre 5 y 10 solicitudes por semana y que ya ha recaudado 5.000 euros. “También puedes convertirte en patrocinador (con una bonificación económica) invitando a otras personas al sitio, pero por ahora no he convencido a nadie”, confiesa, sonriente.

Keylor Navas no se baja de la pelea por la titularidad
Keylor Navas no se baja de la pelea por la titularidad


Keylor Navas, un arquero que se suma a los saludos virtuales.

Blencowe acaba de sumar al arquero costarricense Keylor Navas, del PSG, y sueña con atraer a los campeones del mundo de 1998. “Crecí en Inglaterra, vi la final Francia-Brasil de la Copa del Mundo en 1998... Sólo se puede ser fan de ese equipo, con Barthez, Leboeuf, Petit... Pero algunos no se sienten cómodos con las redes sociales, puede ser un freno”.

Charles Bal, director digital y de influencia de Havas Sports & Entertainment, sostiene que esta plataforma puede ser útil para los deportistas que carecen de visibilidad en los medios de comunicación y, por el contrario, podría devaluar la imagen de muchos otros. “Desde el momento en que se pone al famoso en directo con los fans sin intermediario, sin patrocinador, se llega a tarifas muy bajas. Por 260 euros tienen un video con Navas, mientras que una marca tendría que sumar al menos tres ceros para colaborar con él”, explica.

Boca: por qué son más los jugadores que se quieren ir de los que quieren llegar

Sin embargo, el concepto atrae y ya hay competidores, como myFanPark, que se están imponiendo. “No es un problema”, confiesa Blencowe, y ejemplifica: “Es como los locales de comida rápida. Hay uno que es líder y después están los otros. Ése es el negocio”.