El misterioso caso de Kirian Trippier, el futbolista de Atlético de Madrid sancionado por apuestas

LA NACION
·3  min de lectura

Cuando se conoció la noticia generó cierto impacto, porque no quedaba bien en claro qué había sucedido. Todavía hoy no se puede determinar exactamente si es culpable o no. Sin embargo, el británico Kieran Trippier, lateral derecho de Atlético de Madrid y la selección inglesa, fue sancionado con 14 partidos de suspensión por la Asociación Inglesa (FA) que lo inhabilitó internacionalmente por 10 semanas al haberlo encontrado culpable de inflingir las reglas de apuestas deportivas.

Israel Damonte, el DT de Huracán, tuvo un ataque de furia con el árbitro Ariel Penel por un gol mal anulado ante Boca

En el comunicado quedo completamente claro que la sanción sobre Trippier, de 30 años, es de carácter inmediato, que además fue multado con 77.000 euros y que no puede jugar ni entrenarse hasta el 28 de febrero. Si bien Altético de Madrid, con la insistencia de Diego Simeone, apeló esta sanción por entender que se ve directamente afectado por una decisión adoptada por una asociación nacional a la que no corresponde, parece muy difícil que se reduzca la pena.

Ahora bien, cuál es el motivo por el que Trippier recibió semejante sanción: según explicó la FA en su resolución, Trippier fue investigado por romper las reglas de apuestas en julio de 2019, justo cuando fue transferido de Tottenham al Atlético de Madrid por 22 millones de euros. La investigación no vincula directamente al futbolistas con esas apuestas, pero sí a su círculo familiar. "Quiero dejar claro que, siendo futbolista profesional, en ningún momento he realizado apuestas relacionadas con el fútbol ni he recibido ningún beneficio económico de otras apuestas", declaró en un comunicado el futbolista cuando se conoció esta investigación.

Ante este escenario, un vocero de la FA explicó que el defensor inglés negó las siete acusaciones que recaen sobre él por las apuestas que aseguran que se realizaron en torno a su traspaso de la Premier a la Liga de España. "Se nombró una comisión reguladora independiente para escuchar el caso, con cuatro de las supuestas infracciones comprobadas y tres desestimadas durante una audiencia personal posterior (en octubre). Las razones escritas de la comisión reguladora independiente por estas decisiones y la sanción asociada se publicarán a su debido tiempo", publicaron desde la Asociación Inglesa.

Según publicó The Guardian, lo que pudo haber sucedido con este caso es que Trippier hubiera comentado entre sus amigos la posibilidad del traspaso a Atlético de Madrid y que de allí surgieran las apuestas. Incluso, en el medio inglés sugieren que quien pudo haber filtrado la información de esta transferencia, pero desde un lugar de inocencia, fue la esposa del futbolista que desconocía las implicancias de una situación como esta.

Vale recordar que en el fútbol inglés siguen muy de cerca estas situaciones, ya que en marzo de este año, el ex delantero de Liverpool Daniel Sturridge fue castigado con cuatro meses de exclusión mundial de toda actividad relacionada con el fútbol y 171.000 euros de multa por un hecho similar. En ese caso, por haberle dicho a su hermano que apostara por su traspaso a Sevilla en enero de 2018, aunque finalmente esa transferencia no se produjo y el jugador terminó cedido a West Bromwich Albion. No obstante, se demostró que había facilitado información a su hermano y otros conocidos para que apostaran.

Ante esta suspensión, Diego Simeone no lo tendrá disponible para el partido de ida por los octavos de final de la Champions League ante Chelsea, aunque sí par el de vuelta, así como para el derbi de Madrid ante Real, previsto para el 7 de marzo.