Miriñaque, su jockey y una jocketa: sangre argentina en la fastuosa cita mundial del turf en Arabia Saudita

LA NACION
·5  min de lectura

En el final de los 70 y principios de los 80, Arabia Saudita se involucraba en la Fórmula 1 con un auspicio decisivo en el equipo Williams y lo convertía en el mejor del mundo, con el título del australiano Alan Jones en 1980. La leyenda "Fly Suadia" y ese poco de verde inglés en los autos, entraban en una larga era de éxitos y pusieron a Carlos Reutemann a un punto de consagrarse campeón, en 1981. Fue el comienzo.

Un hombre invadió la pista cuando los caballos venían corriendo y casi produce una tragedia

Desde el año pasado, el Jockey Club de Arabia Saudita (JCSA, en inglés) dio el paso para convertir a Riad, la capital del reino, y a su hipódromo, el King Abdulaziz Racecourse, en la capital hípica del orbe por una semana, para emular a Dubai, el emirato que con su World Cup atrae a las estrellas de Estados Unidos, Europa, América del Sur y Asia el último sábado de marzo, desde hace más de veinte años.

La Saudi Cup es la carrera emblema, la que da nombre a la serie de clásicos. Sobre 1800 m, en pista de arena, y con un premio de 20 millones de dólares (10 para el primero) supera todo y sirve para atraer a verdaderos campeones, equinos y humanos. Ocho clásicos en total se correrán este sábado, con 30,5 millones de bolsa en total y habrá presencia argentina: Miriñaque, el Caballo del Año por su gran temporada 2020 que incluyó la victoria en el Gran Premio Nacional, y For the Top, ya radicado en Dubai desde 2019.

Tony Parker, Antoine Griezmann, Michael Owen, Arturo Vidal y Michael Phelps, cinco estrellas del deporte mundial rendidas a la magia del turfUna chica argentina, jocketa en el desierto

En un aperitivo sin alcohol pero que va a embriagar de emociones, se celebra hoy, viernes, el International Jockey Challenge, el campeonato de jinetes que presentó a siete jocketas y siete jockeys, con premios por 100.000 dólares (30.000 al ganador), además del 15% que corresponda a cada caballo por su ubicación en el marcador. Entre ellos calzarán estribos la argentina María Luján Asconiga, de 27 años, y "El Astro" brasileño Jorge Ricardo, de 59, que lleva a esas tierras su récord de más de 13.000 triunfos (muchos de ellos conseguidos en su extenso paso por la Argentina).

Los dos, separados por etapas tan extremas de la carrera de un piloto de sangre pura de carreras, igual de deslumbrados por el ambiente, competirán en las cuatro carreras que entregarán un puntaje para consagrar al mejor en un momento único, porque además se medirán con el estadounidense John Velazquez, el británico William Buick y la gran revelación, la inglesa Holie Doyle, entre otros, deportista del año en su país por su campaña del año pasado.

En 2020, el año inaugural de este festival hípico, una neozelandesa, Lisa Allpress, marcó un hito histórico al convertirse en la primera mujer en ganar una carrera en Arabia Saudita, en este campeonato que finalmente quedó en manos de otra jocketa, la suiza Sibylle Voigt, con una amazona más, Mickaelle Michel, segunda, y el ilustre miembro del Salón de la Fama estadounidense Mike Smith, tercero. Un matriarcado inesperado. El propio Smith, el ítalo-británico Frankie Dettori, el inglés Ryan Moore y el dominicano Joel Rosario, consagrado en los Estados Unidos, estarán en la fiesta del sábado, aunque no en el Challenge.

Y habrá un jockey argentino el sábado, para correr a Miriñaque: Gustavo Emiliano Calvente. Convocado por la entrenadora María Muñoz, competirá por primera vez fuera del continente americano montando un caballo al que paradójicamente supo vencer en el Gran Premio Latinoamericano, donde dirigió a Tetaze. Calvente se llegó hasta el Oriente Medio para conocer al tordillo desde la silla y quedó impresionado por la clase que mostró tras el viaje y una campaña exigente en los Estados Unidos. Este sábado correrá en The Sea Turf Handicap (3000 m-césped-2,5 millones en premios) ante el defensor del título, el británico Call The Wind. Muñoz, que también está en Riad, y Emi se mostraron más que satisfechos por el estado del campeón argentino.

For The Top también correrá por segunda vez aquí en The Sea Turf Handicap, en el que fue tercero hace un año por menos de un cuerpo. Reapareció con un resultado flojo en Meydan, el hipódromo de Dubai, pero su entrenador aseguró que esa actuación le sirvió para ajustar formas.

El plato fuerte internacional, la Saudi Cup, cerrará la espectacular jornada que no tendrá público en la tribunas pero sí una audiencia mundial que promete ser inmensa entre la TV y el streaming. A ese clásico llevarán dos consagrados caballos norteamericanos un duelo sensacional: Knicks Go, ganador de la Breeders' Cup Mile y de la Pegasus World Cup -un espejo devaluado en premios este año pero invaluable en figuras- y Charlatan, que cerró 2020 con su tercera victoria en cuatro actuaciones, en el Malibu Stakes. Será una partida de ajedrez entre dos punteros netos, que van a poner una velocidad que tal vez los haga presas de las atropelladas que llegan de Europa.

En la Argentina, ESPN Extra transmitirá en vivo desde las 12 del sábado, seguramente agregando imágenes de lo que habrá ocurrido 24 antes con el torneo de jinetes. En las dos fechas, la Argentina estará presente con la esperanza de dibujar algunas pinceladas más del prestigio que en el pasado Invasor le dio a la cría de este país y al turf uruguayo, en tierras árabes, haciendo fuerza por su jocketa y por un aguerrido tordillo.