Mireia Borrás entra en la disputa con Santiago Abascal por ser el 'pibón' de Vox

A Santiago Abascal, al que muchos (y no solo tuiteros o foreros) han alabado un supuesto atractivo basado en su “virilidad”, le ha salido una competidora dentro de su propio partido que podría arrebatarle el título como el dirigente de Vox con más seguidores por su físico. Y es que desde que el pasado martes 7 de enero las cámaras se fijasen en ella y su imagen aterrizase en Forocoches, Mireia Borrás se ha convertido en objeto de deseo e interés de muchos hasta el punto de dispararse su número de seguidores en Instagram en cuestión de dos días.

La diputada de Vox Mireia Borrás ha visto como los focos se giraban hacia ella tras el debate de investidura de Pedro Sánchez. (Foto: Perfil de Instagram de @mireia.borras)
La diputada de Vox Mireia Borrás ha visto como los focos se giraban hacia ella tras el debate de investidura de Pedro Sánchez. (Foto: Perfil de Instagram de @mireia.borras)

Vaya por delante que la diputada de Vox protagonista de una galería en el mencionado foro alimentada con fotos de ella en bikini y camisetas ajustadas es licenciada en Economía y Periodismo y que tiene un máster en Finanzas, como recoge La otra crónica de El Mundo en un artículo publicado hace unos días bajo el titular Mireia Borrás, el 'pibón de Vox' amante de la aventura que enciende Forocoches. Lo de ‘pibón’ no lo dicen ellos, sino los usuarios de Forocoches que, en un alarde de ingenio decidieron cambiarle el segundo apellido a la diputada, Pabón, por el de “pibón”.

Desde que su imagen y su nombre comenzasen a circular de manera incontrolada por los mundos virtuales, su figura ha despertado el interés de muchos, que han comenzado a preguntarse quién es. Una muestra del interés en ella, que responde a su físico más que a su recién estrenada actividad política, es cómo se ha disparado el número de seguidores en su cuenta de Instagram. Hace dos días, cuando El Mundo publicó su noticia con ella como protagonista este medio cifraba los seguidores en 10.200.

Hoy, viernes, 48 horas más tarde la cuenta de esta habitual de Instagram que se define en su perfil como “diputada nacional, economista, consultora, emprendedora y amante de la naturaleza, la aventura y el deporte” supera holgadamente los 47.000. Entre sus publicaciones, además de imágenes de su día a día como política, testimonios gráficos de su pasión por el snowboard, el senderismo, el yoga, el boxeo y las motos.

Lo que está viviendo estos días Borrás ya lo vivió en su día el líder de su partido cuando empezó a subir como la espuma y empezó a aparecer en los medios de comunicación. Entonces también hubo quien alabó su físico dejando a un lado si se estaba o no de acuerdo con sus ideas políticas. Hay quien sigue haciéndolo.

Como reflejo de las pasiones que Abascal despierta entre un parte de la ciudadanía basta recordar dos artículos de opinión publicados no hace tanto al respecto. El primero de ellos, 50 sombras de Santiago Abascal, fue subido por La Razón en diciembre del año que acaba de cerrar. En el interior se podían leer cosas como que “los hombres de carne y hueso imitan a Santiago Abascal y las mujeres, jajaja, las mujeres están siendo seducidas (no saben cuántas mujeres diferentes me lo han dicho) por la masculinidad sin concesiones de este bilbaíno”.

O, también en el mismo artículo, “no sé a ustedes, pero a mí me tiene entretenidísima la virilidad de Santiago Abascal... como dice mi mejor amiga: ‘Tan conectada con la tierra, los montes, con la procreación, los caballos…’”. Esto último en referencia a las fotos con las que el candidato a la presidencia del partido de ultraderecha alimenta su perfil de Instagram, donde casi alcanza los 540.000 seguidores.

Un mes antes de este artículo de La Razón, en Voz Populi una columnista proponía hablar de “lo bueno que está Santiago Abascal”. En su disertación sobre la doble moral que existe a la hora de juzgar cuando un hombre habla de la belleza o el atractivo de una mujer y a la inversa, decía cosas como que cuando vio “a Santiago Abascal en 'El Hormiguero' no paraba de fijarme en sus pectorales y en sus turgentes brazos”.

Lo que está claro que si, hasta el pasado lunes, Abascal parecía ser el miembro de Vox que más pasiones despertaba entre los ciudadanos por su físico, el foco ahora se ha girado hacia Mireira Borrás dividiendo la atención en este sentido. Ese en el que lo que menos importa son sus ideas o su currículum.

Más historias que te pueden interesar:


Qué leer a continuación