Las estrellas olímpicas españolas se quejan por no poder entrenar durante el confinamiento

Yahoo Deportes
Mireia Belmonte y Saúl Craviotto, dos de nuestros héroes olímpicos (Fotos: EFE y AP)
Mireia Belmonte y Saúl Craviotto, dos de nuestros héroes olímpicos (Fotos: EFE y AP)

Dos de los pesos pesados del deporte español y héroes olímpicos, la nadadora Mireia Belmonte y el piragüista Saúl Craviotto, han mostrado su descontento por cómo el Gobierno está gestionando la situación para los deportistas de élite que llevan casi cuatro años preparándose para Tokyo 2020, que está a la vuelta de la esquina.

Ocurrió en la Cadena Ser, concretamente, en ‘El Larguero’, donde ambos deportistas hablaron sobre su situación complicada con respecto a poder competir en condiciones en los Juegos Olímpicos, estando un tiempo parados sin poder entrenar. Ellos son dos de los representantes en los que los españoles tenemos puestas más esperanzas de cara a conseguir medalla, pero su preparación se ha visto truncada debido a la expansión del coronavirus, que obliga a todos a estar confinados en sus casas.

El abanderado español, que llamó a los españoles a quedarse en casa para frenar la curva a través de sus redes sociales, lamenta el hecho de haber parado en su preparación, lo que puede ser crucial a escasos meses de la cita olímpica: “Mi entrenador no nos deja parar ni en vacaciones y a ciento y pocos días de los Juegos, parar 15 días es de locos. Se nos rompe completamente la preparación”.

Por su parte, Mireia Belmonte hizo lo propio a través de sus redes sociales y alentó a todos a quedarse en casa, pero porque no le queda más remedio. Es la más crítica de los dos con cómo se han llevado las cosas y la poca empatía que están recibiendo por parte del Gobierno. Se queja de no tener dónde entrenar.

“Lo primero es la salud de la gente, lo primero es estar en casa y comprender que esto es una emergencia nacional”, empezó diciendo la campeona olímpica. “Pero por otro lado, también, hay que mirar por los deportistas. En mi caso, estar dos semanas parada o no se sabe el tiempo que vamos a estar es preocupante”.

Va más allá que su compañero piragüista en cuanto a las medidas y se le ocurren dos soluciones: “La primera es que se nos guarde a todos los deportistas en un centro de alto rendimiento, que haya un grupo de personas que estén allí las 24 horas, que nos hagan pruebas antes de entrar, nos hagan el test, nos tomen la temperatura día a día y todo lo que haga falta. Y si esa opción no se puede hacer, pues la segunda opción es, en mi caso, buscar alguna entidad pública o privada y, por ejemplo, ir yo sola sin ningún riesgo de contagiar a nadie”.

Por mucho trato de favor que pueda parecer pedir, no es ninguna locura. Ni siquiera en los países más afectados que España, como es el caso de Italia, se ha confinado a los nadadores que se están preparando para las Olimpiadas. Ellos tienen acceso a piscinas para lograr éxitos para sus países en Tokyo, pero Mireia no. En ese sentido, no estamos cuidando a una de nuestras mejores bazas para engordar nuestro medallero.

“Son dos semanas perdidas, después de tres años y medio de luchar cada día, para que todo esto se pierda como si no hubiera hecho nada”, finalizaba desolada.

Tampoco el Comité Olímpico Internacional ha tenido piedad pese al coronavirus y, hasta la fecha, mantiene que los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 se empezarán cuando estaban previstos, el 24 de julio. De momento, malas noticias para los nuestros, que partirán con mucha desventaja.


Más historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación