El luchador de UFC que está cambiando el negocio con sus ideas poco convencionales

Antonio Gil
·5  min de lectura
LAS VEGAS, NEVADA - DECEMBER 14: Mike Perry reacts to his loss against Geoff Neal in their welterweight bout during the UFC 245 event at T-Mobile Arena on December 14, 2019 in Las Vegas, Nevada. (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC)
LAS VEGAS, NEVADA - DECEMBER 14: Mike Perry reacts to his loss against Geoff Neal in their welterweight bout during the UFC 245 event at T-Mobile Arena on December 14, 2019 in Las Vegas, Nevada. (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC)

Normalmente, en los momentos previos a un combate de la UFC, el peleador de turno calienta con uno de los miembros de su equipo en el vestuario. En su camino hacia el octógono recibirá el respaldo de los tres miembros de su rincón. Después de que el comisario de la velada sea testigo de cómo se le pone vaselina en el rostro y le revisan las guantillas, el luchador se abrazará con su equipo y recibirá los últimos ánimos antes de la batalla. Durante la pelea escuchará sus indicaciones desde el rincón y en los descansos entre asaltos contará con sus cuidados. Tras el combate, su séquito celebrará con él en caso de victoria y estará a su lado si ha sufrido una derrota. Esto es lo habitual. Lo que rodea a todos los peleadores de la promotora de artes marciales mixtas más importante del mundo. Bueno, a todos menos a un Mike Perry (Flint, Michigan, 1991) que se ha decidido a cambiar el juego por el bien de su bolsillo y su cuenta bancaria.

La vida del luchador de MMA no es fácil y los gastos son mucho más elevados de lo que se puede pensar. Por simplificar, el peleador corre con los costes de su equipo a excepción de los de un entrenador, que van por cuenta de la UFC. Si hay un dietista de por medio, también sale de su cartera, igual que si necesita de algún otro tipo de ayuda, a excepción de la persona encargada de curar las heridas durante el combate, que forma parte de la organización. De ahí que muchas veces los luchadores lleven su cuerpo al límite por ganar un combate. En el caso de Mike Perry, en su último evento pactó 90.000 dólares por presentarse y otros 90.000 por ganar. Se volvió a casa con 180.000 tras derrotar a Mickey Gall. Esa cantidad fue prácticamente íntegra a su bolsillo. ¿Por qué? Porque en su rincón nada más que le acompañó su pareja Latory Gonzalez. “Sólo voy a tener un entrenador en mi esquina y será mi novia. Va a estar ahí, hacerme sentir bien y hacerme lucir. Si el combate se va al segundo asalto será sólo porque quiera darle la oportunidad de hablarme en el rincón. Quiero que me de un beso y me diga que salga ahí fuera a por mi rival”, explicó Mike Perry sobre su controvertida decisión. Ahora, para su próxima pelea, ha ido todavía un poco más allá.

LAS VEGAS, NEVADA - JUNE 27: Mike Perry warms up prior to his fight during the UFC Fight Night event at UFC APEX on June 27, 2020 in Las Vegas, Nevada. (Photo by Mike Roach/Zuffa LLC)
LAS VEGAS, NEVADA - JUNE 27: Mike Perry warms up prior to his fight during the UFC Fight Night event at UFC APEX on June 27, 2020 in Las Vegas, Nevada. (Photo by Mike Roach/Zuffa LLC)

A falta de cerrar algunos flecos, Mike Perry peleará con toda una leyenda de las MMA como Robbie Lawler en el mes de noviembre, en el evento UFC 255. El luchador de Michigan sigue teniendo en mente minimizar gastos y por eso volverá a llevar a su novia como entrenador, pero además se ha desmarcado con una iniciativa que ha causado revuelo en el mundo de las artes marciales mixtas patas, ofreciendo un lugar en su rincón a aquella persona que más dinero le de por ocuparlo. Es decir, unos ingresos extras. “Quién me de más dinero estará en mi rincón con Latory Gonzalez”, publicó el luchador en sus redes sociales en referencia su próxima pelea.

Muchos fans se tomaron a broma la propuesta de Mike Perry y sus cuentas de Twitter e Instagram echaron humo… hasta que de repente llegó una oferta real. El también luchador de la UFC Darren Till se postuló como candidato con 5.000 dólares. Según informó el periodista especializado en MMA Ariel Helwani, el trato estaba prácticamente cerrado para que Till acompañase a Perry, pese a que entre ambos hay una rivalidad enorme que tarde o temprano les llevará a enfrentarse en el octógono. De hecho, dichas rencillas salieron a relucir cuando Till tuiteó que “ahora que ya soy parte del rincón de Mike Perry, cuánto me pagáis por tirar la toalla [y perder el combate]”. Por lo menos, de momento, hay buen rollo.

GDANSK, POLAND - OCTOBER 21:  (R-L) Darren Till of England has words with Mike Perry after his victory over Donald Cerrone during the UFC Fight Night event inside Ergo Arena on October 21, 2017 in Gdansk, Poland. (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)
GDANSK, POLAND - OCTOBER 21: (R-L) Darren Till of England has words with Mike Perry after his victory over Donald Cerrone during the UFC Fight Night event inside Ergo Arena on October 21, 2017 in Gdansk, Poland. (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)

El revuelo organizado por la propuesta de Mike Perry traspasó incluso las fronteras de las MMA y llegó a mundillos tan dispares como la industria del porno. La actriz Kendra Lust quiso tomar parte de todo este asunto y utilizó su cuenta personal de Twitter para ofrecer 6.000 dólares al luchador y además correr con los gastos del viaje de Darren Till, completando rincón con el éste y con la novia de Perry, a lo que ella contestó con un rotuno “ni hablar”. Lo que está claro es que desde que Mike Perry entró en la UFC (récord de 7-6 en la promotora y de 14-6 en toda su carrera), se ha convertido en uno de los peleadores con más carisma y con una personalidad más fuerte de todo el roster de la compañía. Algunos le consideran un chiflado, otros se refieren a él como un luchador de corazón y más de uno como la cabeza más peculiar de las MMA. De un modo u otro, sea lo que sea, lo que parece es que después de su siguiente combate será un poco más adinerado, y a lo mejor crea tendencia con sus ‘locuras’.

Más historias que te pueden interesar: