Miami veta una medida que frenaría la Fórmula Uno para 2021

Agencia EFE

Miami, 19 nov (EFE).- Los concejales de la Comisión de Miami-Dade apoyaron este martes el veto del alcalde del condado, Carlos Giménez, a una resolución que buscaba frenar los planes de celebrar el primer Gran Premio de Miami 2021 en la ciudad de Miami Gardens, cuyos vecinos se han opuesto a la iniciativa.

"El apoyar mi veto nos compra tres a seis meses para que todas las partes involucradas puedan continuar dialogando hacia una solución" en la que están de acuerdo todas las partes, manifestó Giménez en su cuenta de Twitter.

La resolución, aprobada el pasado 29 de octubre por la Junta de Comisionados del condado, buscaba restringir los cierres temporales y permanentes de vías en la ciudad de Miami Gardens, a unos 32 kilómetros (20 millas) al norte de Miami.

El concejal Esteban Bovo, que apoyó el veto, señaló que la medida "limitaría" la Fórmula 1, competencia prevista para 2021 en el área aledaña al estadio Hard Rock de Miami Gardens.

"Quiero continuar la conversación de Fórmula 1, y el veto permite que la conversación continúe", manifestó Bovo.

Señaló que el condado necesita tiempo adicional para comprender los impactos de la carrera y que en última instancia "los residentes deben tener la última palabra".

Giménez además reiteró que está "interesado en que todas las partes lleguen a un acuerdo que traiga la Fórmula 1 a Miami-Dade".

La resolución vetada también ordenaba al alcalde realizar estudios de impacto ambiental sobre contaminación por ruido, aire y tráfico.

El plan de realizar la competencia automovilística, que aún depende de la aprobación del condado, enfrenta la oposición de los vecinos del área aledaña al estadio Hard Rock de Miami Gardens que sirve al equipo de fútbol americano de los Delfines de Miami.

Giménez indicó que ha tenido tres reuniones con residentes de Miami Gardens sobre la competencia.

"Me he reunido con la comisionada (Barbara) Jordan, además de los Dolphins y ejecutivos de las carreras. Fue productivo. Los Dolphins acordaron responder en dos semanas sobre las preocupaciones de la comunidad", señaló.

En octubre pasado, la Fórmula 1 y el estadio Hard Rock anunciaron la firma de un acuerdo preliminar para llevar a cabo esa competencia, después de un fallido intento de realizarlo en el centro de la ciudad de Miami.

Señalaron que la competencia tendrá un impacto anual calculado en más de 400 millones de dólares y 35.000 noches de habitación de hotel.

El año pasado, Stephen Ross, propietario del equipo de fútbol americano de los Delfines de Miami, propuso el Hard Rock como alternativa, lo que ha generado oposición de la comunidad, que considera incluso que afectará más que si fuera en el centro de Miami.

"Es una carrera que atrae la élite mundial, élite y seguidores de todo el mundo, y nosotros somos una comunidad internacional, somos el lugar perfecto para tener esta carrera", manifestó por su parte el concejal José 'Pepe' Díaz.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación