Miami Open: Hubert Hurkacz, el nuevo nombre que aprovechó como nadie la ausencia del Big 3

José Luis Domínguez
·4  min de lectura
Hubert Hurkacz, campeón; el polaco conquistó a los 24 años el trofeo más importante de su carrera
Lynne Sladky

La lista de campeones de Masters 1000, una nómina que incluye a varios grandes, tiene desde este domingo un nuevo nombre. Hubert Hurkacz conquistó a los 24 años el torneo más importante hasta aquí de su carrera, al obtener el Masters 1000 de Miami, con un sólido triunfo por 7-6 (7-4) y 6-4 sobre el italiano Jannick Sinner.

El gobierno de Francia no descarta un nuevo aplazamiento de Roland Garros

Para el polaco fue apenas el tercer título de su carrera. Con una curiosidad: los tres los obtuvo en el cemento de los Estados Unidos. Festejó por primera vez en Winston-Salem, en 2019; en enero pasado, se impuso en Delray Beach, y ahora lo logró en Florida. “El año pasado pasé casi seis meses en Florida. Practicaba con el clima más cálido en primavera y verano, y supongo que eso me ayudó a lidiar con las condiciones del torneo, sobre todo con el viento”, contó. Esta victoria significará para el nacido en Wroclaw un ascenso de 21 posiciones en el ranking, desde el 37° que ocupaba dos semanas al 16° desde este lunes; obviamente, será el escalón más alto en su clasificación.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la final, a Hurkacz le tocó enfrentar a quien fue su compañero de dobles en varios torneos. Pero Sinner, que a los 19 años buscaba convertirse en el jugador más joven en conquistar Miami, tropezó en una red de errores no forzados (39). Tuvo su oportunidad en el primer set, cuando se puso 6-5 y su saque, pero una doble falta y otras equivocaciones lo llevaron a perder ese servicio en cero, y luego el tie-break. El italiano insinuó una recuperación en el segundo parcial, cuando quedó 0-4 y recuperó un quiebre para ponerse 3-4, pero Hurkacz se apoyó en su saque, mantuvo el break de distancia y sentenció la final en su primer match-point.

Tenis: en Marbella, Cerdeña y con varios argentinos, se abre la gira europea sobre polvo de ladrillo

Más allá de ser el gran ganador en un torneo en el que faltaron históricos como Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer y otros dos Top 10 como Dominic Thiem y Mateo Berrettini, lo concreto es que Hurkacz llegó al título con muy buenos triunfos en la ruta hacia la consagración. Derrotó sucesivamente a Denis Kudla (123°), Denis Shapovalov (11°), Milos Raonic (19°), Stefanos Tsitsipas (5°), Andrey Rublev (8°) y Sinner (31°); salvo en el caso de Kudla, todos sus otros rivales estaban por encima suyo en el ranking, incluidos dos de los principales favoritos.

El saludo entre dos amigos y rivales: Hubert Hurkacz y Jannik Sinner, luego de la final del Miami Open
Lynne Sladky


El saludo entre dos amigos y rivales: Hubert Hurkacz y Jannik Sinner, luego de la final del Miami Open (Lynne Sladky/)

“Siempre intenté ir paso a paso. Esto se siente increíble. Me da una motivación y confianza extra”, destacó el flamante ganador. Dueño de un juego potente, Hurkacz es el primer polaco que obtiene un Masters 1000, al mejorar lo hecho por Jerzy Janowicz, que llegó a una final en París-Bercy 2012, pero cayó en el duelo decisivo ante el español David Ferrer. Le falta, todavía, para alcanzar a Wojtek Fibak, el polaco de mejor ranking en varones (10°), y con 15 títulos en su haber, en la época de Guillermo Vilas. Pero se suma a un presente notable del tenis polaco, que hace pocos meses celebró en París con la conquista de la joven Iga Swiatek en Roland Garros.

Del otro lado, Sinner llegó a la definición como el más joven desde 2005, cuando Rafael Nadal, que por entonces tenía 18, perdió con Federer. “En estas dos semanas he mejorado mucho. No fue mi día, aunque intenté hacer lo mejor. Voy a volver más fuerte”, prometió el italiano, y se dirigió a su vencedor: “Hubi, demostraste todo tu talento. Sos mi mejor amigo en el tour, quizá deberíamos jugar dobles junto más seguido”. A su lado, Hurkacz, cinco años mayor, lo alentó: “Tenés un futuro brillante. A tu edad yo no estaba ni cerca de tener un juego como el tuyo”.

Trofeo en alto para Hubert Hurkacz en el Miami Open
Lynne Sladky


Trofeo en alto para Hubert Hurkacz en el Miami Open (Lynne Sladky/)

Hurkacz es vegano desde hace tres años y, de hecho, él mismo suele prepararse sus ensaladas; es fanático de su compatriota, el delantero Robert Lewandowski, figura de Bayern Munich. Empezó a jugar al tenis a los 5 años porque su madre, Zosia, fue campeona junior de Polonia, y es el más destacado dentro de una familia de deportistas: Nika, su hermana menor, también se dedica a las raquetas en el circuito juvenil; sus padres se conocieron en las prácticas de natación cuando estudiaban en la Universidad de Economía de Breslavia, y sus tíos Lech y Tomek también se dedicaron al tenis, mientras que su abuelo fue jugador internacional de voleibol. Creció admirando a Federer y a Michael Jordan. De buena altura (1,96m), tiene un saque poderoso que lo ayuda sobre todo en canchas rápidas. Y después de dos semanas mágicas en Miami, ingresa entre los nombres a tener en cuenta dentro de un panorama cambiante en el tour.