Mesura por el clásico

·1  min de lectura

Sebastián García M.

CIUDAD DE MÉXICO, abril 16 (EL UNIVERSAL).- Este sábado América y Cruz Azul protagonizarán uno de los duelos más esperados del año. Los favoritos para conquistar el Guardianes 2021 se medirán en una edición más del clásico joven, pero Guillermo Fernández fue reservado respecto al duelo.

El jugador de La Máquina aceptó que será un juego interesante; sin embargo, se negó a aceptar que sea una final adelantada.

"Decir que es una final adelantada sería una falta de respeto a los equipos que puedan clasificar. Sabemos que es juego interesante con el plus del clásico, pero lo vamos a tomar con seriedad y queremos cerrar la Liga de la mejor manera", declaró.

En el banquillo celeste tendrán una sensible baja. Juan Reynoso no podrá estar con los suyos, debido a la expulsión que sufrió en el duelo ante Pachuca. El atacante celeste puntualizó que será una baja para todos.

"No vamos a contar con Juan [Reynoso] en la banca, pero tenemos la suerte de trabajar con él toda la semana. Estamos muy entusiasmados con hacer las cosas bien. El fin de semana es una baja no tenerlo a un costado, pero sabremos que estará con nosotros en su lugar".

Los de la Noria se juegan más que el liderato. En el radar tienen el récord de puntos en torneos cortos y el de victorias seguidas, pero eso no nubla a Fernández y sus compañeros.

"Es un momento hermoso, estamos disfrutando, pero conscientes de que no se ha ganado algo. No nos vuelve locos lo de los récords, hay que respetar lo que venimos haciendo", finalizó.

Por el repechaje

Después de sucumbir ante el campeón, los Zorros necesitan recuperarse, pero visitan a un club que aspira a la reclasificación.