Lionel Messi llegó a Rosario para pasar la Navidad: la cargada agenda del 10 al volver a Barcelona

LA NACION
·4  min de lectura

Tras ser la gran figura del 3-0 de Barcelona sobre Valladolid por la fecha 15 de la Liga de España y superar a Pelé para quedarse con el récord de goles convertidos con una misma camiseta (644), Lionel Messi partió en la noche española del martes desde el Estadio José Zorrilla hacia el aeropuerto de Valladolid. Junto a su familia, el astro rosarino se subió a su avión privado y emprendió rumbo hacia la Argentina para pasar la Navidad junto a sus seres queridos. Y esta mañana de miércoles aterrizó en su Rosario natal.

A las 10.47, el avión Gulfstream V aterrizó en el Aeropuerto Internacional Rosario "Islas Malvinas" y, minutos más tarde, el capitán de Barcelona y la Selección Argentina se subió a una camioneta Range Rover con su pareja Antonella Roccuzzo y sus hijos Thiago, Mateo y Ciro para ir hacia su casa. Previamente, antes de salir, se sacó fotos con algunos fanáticos que lo esperaban y optó por no hablar con la prensa que lo aguardaba.

Valladolid-Barcelona, por la Liga de España: Lionel Messi superó el récord de goles de Pelé y el Blaugrana festejó

Ahora, Messi pasará la Navidad con su familia, sus padres, sus hermanos y sus amigos en Rosario, ya que el entrenador Ronald Koeman liberó a todo el plantel del Barça por las fiestas hasta el domingo 27 por la mañana. Ese día, desde las 11 en la Ciutat Esportiva Joan Gamper de Sant Joan Despí, comenzará a ultimar detalles para enfrentar a Eibar el 29 de diciembre, tan solo dos días después del regreso.

Debido al apretado calendario que le impone el fútbol español, esta vez Leo no podrá repetir las pequeñas vacaciones que tuvo durante 2019: el año pasado llegó a Rosario el 22 de diciembre en su avión privado y pudo quedarse a disfrutar de la fiesta del Año Nuevo con su familia, por lo que recién regresó el 2 de enero al conseguir un permiso especial que el por entonces técnico Eduardo Valverde le concedió a los futbolistas sudamericanos. Justamente, en aquella oportunidad, Messi viajó con Luis Suárez, su excompañero.

¿Cómo seguirá la temporada para Barcelona? Después de jugar por la Liga con Eibar el 29 de diciembre, tendrá cuatro partidos en las primeras dos semanas del 2021: deberá enfrentar a Huesca (3 de enero), a Athletic Club (6 de enero) y a Granada (9 de enero) por el torneo local, mientras que el 13 de enero se medirá con Real Sociedad en las semifinales de la Supercopa de España, que se iba a disputar en Arabia Saudita, pero, debido a las restricciones del Covid-19, se jugará en Andalucía.

Después de visitar la Argentina en 2020 solo para disputar los partidos de las Eliminatorias Sudamericanas con la selección nacional en octubre y noviembre, Messi aterrizó en el país para disfrutar con su familia. Y, tras su fallida salida de Barcelona entre agosto y septiembre, cierra un ajetreado año con un rendimiento en alza que ilusiona a los catalanes.

"En un año tan complicado por la pandemia del coronavirus, al margen de sus problemas personales con la antigua directiva del Barça, Messi apenas ha podido acercarse a su país desde el verano; exclusivamente para atender los compromisos de la selección albiceleste en las Eliminatorias clasificatorias para el Mundial 2022", comentó Diario Sport de Catalunya. "Ahora, por fin puede desplazarse a su Rosario natal para reunirse con los suyos al otro lado del Atlántico en unas fechas tan señaladas antes de que el Barça reanude la actividad. El de Rosario ha ido mejorando su rendimiento partido a partido y sobre el césped del Nuevo Zorrilla cuajó un excelente encuentro, fraguando su nueva asociación con Pedri".