“Con Messi la química no fue la deseada”: la confesión del ex ayudante de Setién

·3  min de lectura
Eder Sarabia y Quique Setién, en sus tiempos a cargo de Barcelona
Eder Sarabia y Quique Setién, en sus tiempos a cargo de Barcelona

Los meses transcurren y de tanto en tanto van surgiendo confesiones de lo que en su momento era un secreto a voces: la relación de Lionel Messi con Quique Setién en Barcelona lejos estuvo de ser la ideal. Alguna vez, el ex entrenador de la entidad blaugrana había señalado las dificultades de “gestionar” un vestuario con el rosarino. Pues bien, ahora quien habló fue Eder Sarabia, quien fuera el ayudante de campo de Setién en su paso por el club culé. “No encontramos al mejor Messi en su estado anímico”, aseguró el actual técnico del Andorra FC.

“Nosotros no fuimos capaces de tocar las teclas para sacar lo mejor de él. La química no fue la deseada. No encontramos al mejor Messi en el estado anímico. Él debe estar más limpio para desarrollar su fútbol. Al principio tuve buenísimas conversaciones futbolísticas con él. Es un ganador, sólo hay que hablarle de fútbol, darle dos o tres mensajes para ganar. Lo demás lo tiene”, reconoció Sarabia en una entrevista con el diario El País.

Cabe recordar que en junio de 2020, en el marco del empate 2 a 2 contra Celta de Vigo, las cámaras captaron a Messi ignorando indicaciones de Sarabia. Situación que generó, según la prensa española, una fuerte discusión entre integrantes del plantel y parte del cuerpo técnico de Setién.

“Ser Messi es dificilísimo. Eres el mejor jugador de todos los tiempos. Eres conocidísimo. No puedes salir a la calle. Te cierras en tu grupo de amigos y familiares. No tienes otro tipo de relaciones, ni puedes contrastar opiniones con otros. Todo eso produce un cansancio y desgaste mental. Por eso se quiso ir”, indicó Sarabia.

En el mencionado encuentro ante Celta, cuando el segundo entrenador del Barcelona se acercó a Messi para darle una indicación, el argentino no dudó: se dio media vuelta e ignoró por completo el consejo de Sarabia. La imagen rápidamente se viralizó y dio la vuelta al mundo. “Son circunstancias que pasan con los jugadores, hablas en caliente”, explicó Sarabia. Y añadió: “En aquel famoso tiempo entretiempo en Vigo pasó lo que pasó, pero son cosas que no van a ningún lado, que se entienden como parte de nuestro trabajo y de lo que pasa con la exigencia máxima”.

El técnico actualmente milita en Andorra FC, el club de la Segunda B que tiene a Gerard Piqué como líder y cabeza visible del proyecto. “Todo lo que me pasó en el Barcelona me ha hecho ser mejor. Incluido el 8-2 ante Bayern Múnich. Pero ese no era un equipo preparado para afrontar retos importantes. Y no creo que haya dejado enemigos en el Barça. La llamada de Piqué es un espaldarazo”, remarcó.

Sarabia también reconoció su fuerte carácter y modos efusivos a la hora de dar indicaciones o de tener una charla con los jugadores. “Vivo el fútbol con pasión. No lo puedo remediar... He aprendido mucho de mi situación y a tocar las teclas que hay que tocar. Ahora sé que hay jugadores a los que no les gusta que les hables con esa vehemencia. Llevo tiempo trabajando con un coach que me ayuda”, admitió.

Finalmente, Sarabia no dudó en reconocer que su paso en Barcelona de la mano de Setién no salió tal cual lo habían soñado. “Cuando llegas y ves cosas a nivel de funcionamiento que no están bien, es normal que te decepciones. Por algo está pasando en el club todo lo que está pasando y los cambios que se preparan. No lo dije yo solo. Lo han dicho Piqué, Messi...”.