Messi, un “mariscal de campo” que rejuveneció con el equipo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Un analista de fútbol define al Lionel Messi de esta Copa América como un “mariscal de campo” al estilo NFL
NELSON ALMEIDA

Lionel Messi brilla en la Copa América. Lo hace a un nivel tan evidente que los “anti Messi” quedan como seres extravagantes, bizarros del fútbol, que juegan esa carta para intentar ser relevantes por ese único detalle: no les gusta Messi. En público, claro. Es cierto, también, que los análisis domésticos sobre los seleccionados suelen tener un nivel de contaminación que las miradas externas y más alejadas no contemplan ni comprenden. Años de frustraciones logran intoxicar la visión de 90 minutos de un partido. Eso que no nos pasa cuando vemos a Dinamarca o Inglaterra en la Euro 2020: estamos más liberados para ver el juego, sin sus condicionantes históricos. No son problema nuestro.

Messi y los tiros libres: del déficit a la genialidad, entre los susurros de Maradona y los retos de Basile

Cuando desde la mirada ajena se observa a la Argentina, se analiza a un equipo de fútbol en el que juega Messi. ¿Qué más hace falta? Nada. Es fútbol y juega Messi: los motivos ya están dados. Y cuando se utilizan datos profundos y comparaciones curiosas para cuantificar el rendimiento de Messi en una nueva versión del seleccionado argentino, la mirada que viene de lejos puede ser muy enriquecedora.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

John Muller es un analista de fútbol y frecuente colaborador de FiveThrityEight, la célebre plataforma de análisis basados en datos. En su blog de fútbol titulado “Space, space, space”, Muller define al Messi de esta Copa América como un “mariscal de campo” al estilo NFL: hace jugar al equipo en base a sus lanzamientos, a los que llama “escopetazos” desde el círculo central para “receptores” como Nicolás González, Lautaro Martínez y Giovani Lo Celso. Panorama del campo, pases largos y carrera para finalmente acompañarlos en la jugada que él mismo inicia.

El análisis de Muller, sustentado por un video que compila ese tipo de acciones de Messi en la Copa América, repara en que ahora Messi, con 34 años, está rodeado de un conjunto de jugadores más jóvenes y de “piernas frescas”, como para distribuir el juego controlado desde la mitad de la cancha.

El analista recuerda en su texto que en Rusia 2018 la Argentina fue el tercer plantel más longevo, detrás de Islandia y Costa Rica, ponderado por la edad de los futbolistas según sus minutos en el campo de juego: 29.6 años promedio. La edad del actual plantel es 27.6 años. Con Ángel Di María y Sergio Agüero en el banco, el promedio baja aún más.

Messi en Copa América: manejar al equipo desde el círculo central

Muller señala un movimiento contraintuitivo de Messi: cuando los defensores retroceden, Messi va hacia el otro lado y lidera la transición ofensiva con ese lanzamiento de mariscal de campo: “Parte de la razón por la que Messi es tan bueno para este estilo, además del hecho de que, ya sabes, es Lionel Messi, es que se mueve de manera incorrecta. Mientras la defensa está retrocediendo, no corre hacia adelante para liderar la línea como lo hacen los delanteros. Se deja caer al espacio para recibir”, describe.

La analogía continúa: “Un mariscal de campo no es nada sin receptores, y las jugadas de tiro de escopeta de Messi no funcionarían si sus compañeros de equipo no se apresuraran a dejar el balón. En lugar de enfrentarse a una defensa fija con opciones limitadas de pases hacia adelante, Messi está atrapando a la defensa rival antes de que se organice, con tres o cuatro corredores para elegir”.

Las 15 chances de gol creadas por Messi en toda la Copa América
Stats Permorm


Las 15 chances de gol creadas por Messi en toda la Copa América (Stats Permorm/)

Datos de Stats Perform indican que Lionel Messi construyó hasta acá una Copa América con 15 chances de gol creadas para la Argentina junto a sus 4 asistencias y 4 goles. No vemos a ese futbolista que toma la pelota y va directo hacia la nube de rivales, mientras sus compañeros, expectantes, contemplan si saldrá o no por el otro lado de la confusión.

Un mariscal de campo que organiza, diseña, ejecuta y lanza para que las piernas frescas corran y reciban. Messi rejuveneció con el equipo y reinventó sus nuevas formas del peligro en el fútbol.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.