Leo Messi, sexto balón tras un año con Liga y Bota de Oro como botín

Agencia EFE

Barcelona, 2 dic (EFE).- El futbolista argentino Leo Messi hizo historia este lunes en París al convertirse en el primero en ganar un Balón de Oro en seis ocasiones, superando así los cinco galardones del portugués Cristiano Ronaldo.

Con esta distinción, Messi volvió a levantar el premio después de 4 años -su último Balón de Oro fue el de 2015- y terminó con un trienio dominado por el Real Madrid, en el que el croata Luka Modric (2018) y Cristiano Ronaldo por partida doble (2016 y 2017) se alzaron con el galardón.

Pese a que la calidad del astro argentino es de sobra conocida, en esta edición no ha sido unánime, ya que su rendimiento este año 2019, en lo que a títulos se refiere, sólo ha contado con el título de LaLiga.

Tras la obtención de dicho título el pasado curso, Messi comenzó la temporada 2019-20 ausente, con una lesión en el sóleo de su pierna derecha que le mantuvo alejado de los terrenos de juego y que hizo saltar las alarmas entre los blaugrana, que ya comenzaban a mostrar dudas en su juego.

En estos tres últimos meses de competición, Messi se ha echado a la espalda al equipo y ha intentado paliar los problemas con grandes actuaciones individuales, que han sido determinantes en muchos partidos y que han permitido que el Barça llegue a fin de año como líder de La Liga y de su grupo en Liga de Campeones. El caso más cercano fue en la noche del pasado domingo, cuando un gol del astro argentino en el minuto 86 dio el triunfo a los azulgrana en el campo del Atlético de Madrid (0-1).

Durante este periodo, y pese a su ausencia inicial, ha jugado 14 partidos, en los que ha anotado 11 goles y ha dado 8 asistencias de gol, que le han servido para alcanzar la cifra de 701 partidos oficiales con el club, del cuál es máximo goleador histórico con 614 tantos.

Si se echa la vista más atrás, hacia el final de la temporada pasada, Messi mantuvo un gran rendimiento a nivel individual desde el plano estadístico, con 30 tantos y 7 asistencias más.

Por lo tanto, el problema de Messi no ha sido el rendimiento individual, sino la falta campeonatos a nivel colectivo, que históricamente han jugado un rol muy importante a la hora de otorgar premios individuales.

De hecho, el propio Messi ya estuvo en el foco de la controversia, en la edición del año 2010, en la cual salió victorioso, por encima de los campeones del mundo Andrés Iniesta y Xavi Hernández, en un año en el que únicamente ganó La Liga y la Supercopa de España.

Este año 2019, más allá de un nuevo título en La Liga y la victoria en la Supercopa de España ante el Sevilla (2-1), Leo Messi ha protagonizado tres grandes fracasos, tanto con el Barça como con la selección argentina.

En el ámbito de clubes, el Barcelona de Leo Messi fue derrotado por el Valencia en la final de la Copa del Rey (1-2) y por el Liverpool en semifinales de la Liga de Campeones, en las que el equipo barcelonista perdió 4-0 en el partido de vuelta después de haber ganado 3-0 en la ida.

En lo que respecta a la selección argentina, se le volvió a escapar la Copa América, en la que únicamente pudo rascar un tercer puesto ante Chile (2-1), en un partido en el que la estrella azulgrana acabó siendo expulsada.

Con todo esto, y a pesar de la falta de campeonatos de clubes, 2019 será uno de los mejores años a nivel individual en la carrera de Messi, ya que a su sexto Balón de Oro hay que añadir el premio FIFA The Best y la Bota de Oro, la cuál también ha ganado por sexta ocasión.

Merecido el galardón o no, Messi sigue conquistando a sus 32 años los corazones de los editores de la revista 'France Fotball', así como de millones de aficionados en todo el mundo.

El internacional argentino ha puesto el broche de oro a una década de éxitos, en la que ha cimentado su puesto como uno de los mejores deportistas no solo de su generación sino de la historia.

Álex Giménez

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación