Mercedes espera que Honda sea un duro rival antes de dejar la F1

Jonathan Noble
·2  min de lectura

Además de haber dominado la temporada 2020 logrando su séptimo título consecutivo de constructores, y a la espera de sumar uno más de pilotos con Lewis Hamilton, Mercedes ya es el favorito para 2021 dado que el reglamento técnico de los monoplazas se mantendrá vigente.

Pero el avance que ha demostrado Red Bull con Max Verstappen luchando por victorias con los alemanes, ha puesto de relieve que el equipo de Milton Keynes está empezando a conseguir mayores prestaciones de su monoplaza.

Además, puesto que se permiten algunas mejoras aerodinámicas y que Honda introducirá un motor totalmente nuevo, Toto Wolff es consciente de que Red Bull será aún más fuerte, por lo que el dominio actual de Mercedes no está garantizado para la próxima temporada.

Cuando se le preguntó si estaba preocupado por el ascenso de Red Bull, Wolff dijo: "Siempre nos hemos preocupado, porque se podría decir que esta temporada fue probablemente la más fuerte para nosotros y con una mayor diferencia, pero rara vez había más de tres coches en la parte delantera”.

También lee:

Cómo se comparan el mejor Ferrari y el mejor Mercedes de F1 Ferrari acepta que la pelea por el tercer lugar le queda lejos "Varios positivos" de COVID-19 en Williams tras Imola

"Max está haciendo un trabajo fantástico. Probablemente está conduciendo mejor de lo que el coche es capaz de permitirle. Cada fin de semana es como un deja vù en donde tienes a estos tres chicos en la parte delantera y él se aferra a estar ahí con los Mercedes”.

"El año que viene, Honda va a dar un gran paso, supongo que será importante porque es su última temporada, además que todo el mundo en Red Bull estará motivado. Y por último, pero no menos importante, está Max".

Honda anunció recientemente que dejará la Fórmula 1 a finales de 2021 ante la necesidad de encauzar recursos para ayudar a la transición de su compañía de coches en el objetivo de 'carbono cero' a largo plazo.

Con esa decisión, el fabricante japonés adelantará al próximo año la renovación de su motor en la máxima categoría, que estaba originalmente planeada para 2022, en un intento por cerrar de la mejor forma posible su última etapa en el Gran Circo.

Red Bull sigue buscando un socio de motores para 2022, y la idea preferida es hacerse cargo del proyecto de Honda y continuar llevando esos motores.

Ese plan sólo podría ocurrir si la F1 aceptara congelar los motores para evitar los costos de desarrollo que conlleva, pero tal cambio de reglas no cuenta con el apoyo de Renault ni de Ferrari.