Las medidas de Beccacece para que los jugadores de Racing no se dispersen y su lucha contra la desconfianza

Nicolás Zuberman
·5  min de lectura
"Yo no eché a nadie, vengo de un lugar donde se respeta mucho a cada trabajador. Fui criado así. Respeto mi espacio y tengo mi manera de organizar el entrenamiento", se defendió Beccacece este viernes, en la previa al partido con Unión de Santa Fe
Fuente: Archivo

Si la duda era cómo iba a asimilar Racing la dura caída como local ante Atlético Tucumán por 4 a 1, la semana posterior se encargó de potenciar esa sensación. Lo que arrancó con una charla grupal para repasar los errores del partido y con un puñado de reuniones individuales entre el entrenador y algunos futbolistas, luego pasó a una medida inesperada: en la práctica del fútbol del jueves, el entrenador Sebastián Beccacece pidió a algunos empleados del club que se retiraran del entrenamiento para poder trabajar a solas con el grupo. Y eso devino en algo que parecía olvidado en los últimos años en la mitad celeste y blanca de Avellaneda: si se señalaba a Racing era por un supuesto mal clima.

"Era cantado que si recibíamos muchas críticas en la victoria en la derrota se iban a generar todo este tipo de situaciones", minimizó la situación el entrenador en la conferencia de prensa de cada viernes.

El ritual de Pusineri y su visión de por qué no está a prueba en Independiente

La medida del jueves se interpretó como una respuesta a las filtraciones de algunas de esas charlas, aunque Beccacece desmintió que fuera por eso: "Estamos en una institución grande donde es normal que se aproveche una derrota para crear este clima. Yo no eché a nadie, vengo de un lugar donde se respeta mucho a cada trabajador. Fui criado así. Respeto mi espacio y tengo mi manera de organizar el entrenamiento. Le pedí al señor de seguridad, por quien tengo un gran respeto, que quería tener un momento de intimidad. No es por el hermetismo, porque el equipo que probamos se filtró a los diez minutos. Y es algo que ha pasado siempre. Me gusta trabajar con intimidad. Creo en la energía, en que esté solo la gente que tiene que estar para que esa energía pueda estar más concentrada y no volvamos a tener partidos dispersos como los del otro día".

Desde que el rosarino asumió en La Academia lleva 15 partidos, con nueve victorias, cuatro empates y dos derrotas. Logró la clasificación a la Copa Libertadores del año próximo y cumplió al sortear la etapa de grupos de esta edición. Además, hizo lugar a los juveniles: debutaron Thiago Banega, Carlos Alcaraz, Leandro Godoy y Benjamín Garré, que se formó en Vélez y Manchester City pero no había tenido su estreno en Primera. Pese a los resultados, acaso por el antecedente tumultuoso que tuvo en Independiente, al ciclo de Beccacece siempre lo acompañó un halo de desconfianza: tras su segundo partido, con dos empates consecutivos, en conferencia de prensa le consultaron por su continuidad en Racing.

"El afuera es algo que yo no puedo manejar. Quiero que el hincha escuche de boca de su entrenador que acá sigue reinando la misma armonía. De ninguna manera una derrota puede generar este clima que en Racing tal vez algunos extrañaban. No podemos perder de vista que estamos en un año electoral", dijo el técnico.

River sumó otra baja de peso: Borré fue aislado y Gallardo rearma la formación

De todas formas, admitió las versiones como parte de las reglas del juego pero señaló su molestia por la supuesta pelea con Marcelo Díaz, que deberá ser operado por una lesión en los meniscos de su rodilla izquierda: "Es un jugador al que admiro, además de que lo conozco hace muchísimos años. Creo que junto a Gago y Enzo Pérez es de los mejores 5 del fútbol argentino, vamos a sentir su ausencia".

Sobre las recurrentes lesiones de los futbolistas (desde el regreso a las prácticas han tenido molestias musculares Lisandro López, Matías Rojas, Darío Cvitanich, Alexis Soto, Marcelo Díaz, Nicolás Reniero, Lorenzo Melgarejo, Nery Domínguez, Gabriel Arias, Julián López y Jonathan Cristaldo) el entrenador también desmintió algún cortocircuito con el cuerpo médico y respaldó la preparación física determinada por su grupo de trabajo.

Beccacece piensa que, como es un año electoral, las críticas (y los rumores) se potencian en Racing
Fuente: Archivo

"Con las lesiones creo que no somos la excepción. Es normal que después de 180 días de parate haya lesionados. Estamos todos en la misma, basta ver lo que ocurre en nuestro fútbol, en las copas y en Europa. Es algo normal", dijo y aseguró que nunca desobedeció un consejo de los médicos de no usar a Licha López o a Matías Rojas, otro de los trascendidos de la última semana.

¿Por qué, pese a los buenos números Beccacece, siempre aparece en el centro de la escena? Cuando el entrenador se refiere al "año electoral" no se dirige a la disputa que puede haber por la presidencia sino a la tensión entre los distintos actores que se agrupan en el oficialismo detrás de Víctor Blanco, que pueden repercutir en el armado final de la Comisión Directiva para el próximo mandato. Desde que Diego Milito desembarcó en Racing con la Secretaría Técnica en 2018, la planificación del 22 construye sobre áreas que ya tenían su estructura de trabajo armado desde hace tiempo, con visiones de club distintas.

Boca: Sebastián Villa fue convocado para el partido ante Newell's

A Beccacece lo eligió Milito, y la planificación del cuerpo técnico se encuadra con lo que pretende la Secretaría Técnica. Esas diferencias conceptuales en los distintos ámbitos del club asoman cada tanto, como ciclos que nunca se cierran. "Mientras estemos nosotros ese Racing de llevar y traer no va a existir. Esta conducción sólo se va a enfocar en el armado futbolístico. No hay nada que esconder. Si algo nos caracteriza es la transparencia: somos frontales, honestos. Y nos sentimos acompañados y representados por un grupo de futbolistas", fue la definición del DT.

Como suele pasar en el fútbol, más allá del nombre o el entorno de cada institución, el pulso del camino lo marcan los resultados. Y eso es lo que buscará retomar la Academia a partir de este domingo, cuando visite a Unión, en Santa Fe. "Lo más importante es que volvamos a ser un equipo sólido. Eso es lo que más me preocupa en un equipo: que sea agresivo, que compita, que presione y dispute las segundas pelotas. A partir de ahí, que protagonice. Y eso es lo que tenemos que recuperar", fue según Beccacece el mensaje a los futbolistas.

Para el juego del domingo, apostará por la aparición de Jonatan Cristaldo, a disposición por primera vez desde septiembre. Los once serán: Gabriel Arias; Pillud, Nery Domínguez, Sigali y Eugenio Mena; Solari, Miranda y Rojas; Walter Montoya, Licha López y Cristaldo.