"Me hubieran mandado una cuerda para colgarme en mi casa": la víctima de abuso sexual de un Legionario en México

Yahoo Noticias
Imágenes tomadas de <a href="https://twitter.com/Ana1uSalazar" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Twitter vía Analu Salazar" class="link rapid-noclick-resp">Twitter vía Analu Salazar</a>
Imágenes tomadas de Twitter vía Analu Salazar

Para muchos escuchar la palabra Cancún es la referencia que en su mente los remite a hermosos paisajes, experiencias gratas y recuerdos felices. Esta no es la experiencia de Ana Lucía Salazar, conocida en el medio artístico como Analu, se desempeña en su profesión como cantante y conductora de espectáculos. Recientemente, la joven relató cómo sufrió abuso sexual, hace 20 años, cuando tenía 8, de parte del sacerdote Fernando Martínez, de los Legionarios de Cristo, cuando era director del Instituto del Caribe, hoy Instituto Cumbres, en Cancún.

En redes sociales Analu Salazar denunció que fue abusada sexualmente entre los años 1991 y 1992.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

En entrevista con la periodista Azucena Uresti, de Milenio, relató que en esos años su familia se trasladó de Monterrey a Cancún y ella ingresó al Instituto del Caribe, hoy Cumbres, en donde “te sembraban una veneración por estas personas como si fueran deidades”. Yo venía de otro lugar y era “difícil para mí relacionarme, la gente no es tan abierta, y él me dice: ‘Si ellos no te quieren, yo sí’. No es cualquier cosa que el director del colegio te vea con buenos ojos. Te hacen sentir especial, te embaucan, y tú eres una niña tan inocente que no estás dimensionando el daño.”

“Sufrí abuso sexual tremendo que hasta hoy tengo un daño permanente, puedo decir que ha afectado todas las ganas de mi vida y hoy más que nunca lo siento muy presente. Fernando Martínez es un depredador sexual y te puedo decir que sé de al menos siete víctimas más en Cancún.”

Comentó Analu Salazar que en 1992 habló con sus padres y ellos denunciaron, por lo que acudieron a hablar con ellos altos jerarcas de los Legionarios, que a su vez mandaron traer a alguien y en una junta particular con mi padre le dice:

‘Bueno, es que deben de entender que el cura es hombre’, y mi papá le dice: ‘Pero para eso están las mujeres adultas, no las niñas’. (Milenio 6 de mayo de 2019)

Después de 20 años Analu Salazar decidió hablar de su caso en redes sociales y medios de comunicación para encontrar pruebas y localizar a más víctimas de Fernando Martínez , fue entonces que los Legionarios de Cristo, por medio de un comunicado de prensa, reconocieron que este clérigo abusó cuando menos de ocho menores e informaron que ya no se encuentra cerca de niños, lo que fue desmentido por Analu, que afirma tener en su poder imágenes de 2017 en las que este personaje aparece cerca de menores, además que los Legionarios no hablan de la reparación del daño.

“Me siguen quedando a deber no sólo [por] la disculpa pública de la violencia sexual que viví en mi infancia, sino también de toda la gente que estuvo apoyando a Fernando Martínez y lo resguardó. Hasta la fecha, está resguardado en Roma.

[…] Ni siquiera me han contactado. Tampoco yo los busqué. Alguno me llegó a buscar en mis cuentas particulares de Facebook y les dije que lo correcto era que entregaran a Fernando Martínez”. (Formula Noticias, 22 de noviembre de 2019)

El pasado 13 de enero el Secretario General de los Legionario de Cristo, Andreas Schöggl, mediante una carta, informó a Ana Lucía Salazar que “Fernando Martínez Suárez fue notificado de que el Santo Padre ha aceptado su petición de salida del estado clerical por el bien de la Iglesia (pro bono ecclesiae). Él hizo esta solicitud para buscar aliviar de algún modo el sufrimiento causado a usted y demás víctimas.”

El comentario de Analu Salazar sobre esta carta lo publicó en su cuenta de Twitter: “En lugar de que la @LegiondeCristo me hubiera mandado una carta en donde el @Pontifex_es prefiere EL BIEN DE LA IGLESIA EN LUGAR DEL BIEN DE LAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA SEXUAL CLERICAL. ¡¡¡¡Me hubieran mandado una cuerda para colgarme en mi casa!!!!”

La carta de los Legionarios de Cristo no satisface la demanda de justicia que exige Analu Salazar, a quien el sacerdote pederasta le arrebató la infancia y le llevo, con la evocación a Cancún, el infierno que ha vivido desde hace más de 20 años.

Los Legionarios de Cristo se cubren entre ellos. Hoy Fernando Martínez, de 79 años, fue retirado del estado clerical, un año antes de su jubilación. No hay justicia. La iglesia católica enseña en esta carta la simulación de la que es experta hace 2000 años. Ellos son los que se van a ir al infierno de Dante. Confíe en la palabra de su hijo o hija. Ellos dicen la verdad.



Te puede interesar:


Qué leer a continuación