Mbappe, Cristiano y Modric, en la línea de salida

Agencia EFE
EFE

Madrid, 3 mar (EFE).- Los finalistas del Mundial de Rusia 2018, Francia y Croacia y el campeón del torneo y de la Eurocopa de Francia 2016, Portugal, comparten la línea de salida de la segunda edición de la Liga de Naciones de la UEFA.

El sorteo celebrado en Amsterdam reunió en un mismo grupo, el 3, a Francia, Suecia, Croacia y Portugal. Kilyam Mbappe, Luka Modric o Cristiano Ronaldo abanderan a las tres principales candidatas de este cuarteto, que junto al combinado escandinavo van a pujar, desde septiembre a noviembre, por una plaza para la fase final prevista del 2 al 6 de junio del 2021.

España, por su parte, quedó encuadrada en el Grupo 4 junto Alemania, Suiza y Ucrania mientras Holanda, subcampeona de la anterior edición, encabeza el Grupo 1 con Italia, Bosnia Herzegovina y Polonia. La fase se completa con el Grupo 2 que conforman Bélgica, Inglaterra e Islandia.

Las cuatro primeras clasificadas de cada uno de los grupos conformarán la fase final con dos semifinales y después de final. Las últimas de cada cuarteto descenderán a la Liga B, de donde ascenderán otros tantos para el siguiente año.

Francia, campeona del mundo, Croacia, subcampeona, Portugal, ganadora de la primera edición de la Liga de Naciones y vencedora de la última Eurocopa conforman, en compañía de Suecia, el cuarteto más potente del evento recientemente configurado.

El cuadro de Didier Deschamps, compuesto por los futbolistas más reputados del Viejo Continente se topa con Croacia, a la que venció en Moscú hace dos años en la final de Rusia 2018. Croacia mantiene a su vieja guardia aunque está inmersa en la evolución que inició, precisamente, después del Campeonato del Mundo.

Ni galos ni balcánicos protagonizaron una llamativa participación en la anterior Liga de Naciones. Ambas quedaron fuera de la fase final que sí contó con Portugal, campeona tras vencer a Holanda.

El cuadro luso, centrado en la defensa de la corona continental que consiguió en Francia 2016 y que pondrá en juego en el próximo verano, mantiene un plantel sólido, en plena madures y alentado con una incipiente generación que lidera Joao Félix.

Suecia, dirigida por Janne Andersson es una habitual de las fases finales de los grandes torneos. Ha sobrevivido sin Zlatan Ibrahimovic, su referencia en los últimos años, y está integrado por futbolistas que forman parte de reputados clubes europeos y por jóvenes valores, como el atacante de la Real Sociedad Alexander Isak.

Italia y Holanda afrontan la competición como máximos aspirantes al primer puesto del Grupo 1 que completan Polonia y Bosnia Herzegovina. Dos selecciones al alza después de un tiempo de oscuridad.

Cuatro veces campeona del Mundo vuelve a estar entre la elite después de su ausencia en Rusia 2018. Dirigido por Roberto Mancini está sostenido por futbolistas contrastados, plagados de experiencia y componentes de los clubes más relevantes del Viejo Continente.

Enfrente, Holanda, que pretende rentabilizar una nueva generación de oro que ya empezó a brillar en la anterior edición de la Liga de Naciones, en la que fue finalista, y que destacó en la fase de clasificación para la próxima Eurocopa de la mano de Ronald Koeman.

El combinado oranje, ausente de los dos últimos grandes torneos de selecciones, vuelve a la carga con jugadores como Virgil Van Dijk, segundo en el Balón de Oro, Frankie De Jong, Donny van de Beek o Matthijs de Ligt, entre otros muchos.

Robert Lewandowski comanda el conjunto de Jerzy Brzeczek, seleccionador de Polonia. Habitual en las últimas ediciones de los grandes torneos carece de la repercusión de sus adversarios aunque es un equipo a tener en cuenta. Krzysztof Piatek, del Milan, Arkadiusz Milik, del Nápoles integran parte del combinado polaco.

Otro atacante, Edin Dzeko lidera el combinado de Bosnia Herzegovina, que completa este cuarteto. Sin experiencia apenas en las competiciones relevantes apunta a comparsa rodeado de favoritos.

Bélgica e Inglaterra son los grandes alicientes del Grupo 2. Tercero y cuarto, respectivamente, en el pasado campeonato del Mundo de Rusia 2018 son equipos aspirantes al éxito final en la competición.

El conjunto dirigido por el español Roberto Martínez y comandado por Eden Hazard, actualmente lesionado, está integrado por jugadores de primer nivel producto de la mejor generación que ha dado el país y que está a la espera de un éxito sonado para rentabilizar el talento de sus estrellas.

De Inglaterra siempre se esperan grandes cosas y siempre termina en decepción. Sin embargo, en los últimos años, el equipo de Gareth Southgate ha dado un salto de calidad notable. En la anterior edición de la Liga de Naciones disputó la fase final aunque fue superada por Holanda en semifinales. Y en el pasado mundial fue apartado de la final por Croacia. Harry Kane, Jadon Sancho, Kieran Trippier, Trent Alexander Arnold, Raheem Sterling, son algunos de los muchos internacionales ingleses de nivel.

Christian Eriksen, ahora en el Inter, es el faro de Dinamarca que entrena Age Hreide, que llegó a octavos en el pasado Mundial y que no jugó la pasada Eurocopa. Islandia, fue la gran animadora de Francia 2016, donde llegó hasta cuartos en su debut en una fase final continental. Rusia 2018 fue su primer Campeonato del Mundo.

España y Alemania dan lustre al Grupo 4 de la Liga de Naciones. Ambos tuvieron un papel discreto en la anterior edición. De hecho, el conjunto germano, hubiera perdido la categoría de no ser por la remodelación del formato y la ampliación de equipos en la máxima división.

Los dos equipos que dominaron el fútbol no hace mucho están en construcción. España, de la mano de Luis Enrique, que vuelve a dirigir a la roja en lugar de Robert Moreno pretende recuperar el nivel que alcanzó en las Eurocpas de Austria y Suiza 2008, en Polonia y Ucrania 2012 y en el Mundial de Sudáfrica 2010. Pero en Francia 2016 no pasó de octavos igual que en Rusia 2018.

En una crisis mayor está Alemania, cuatro veces campeona del mundo y tres de Europa. No pasó de la primera fase en Rusia 2018, el peor papel de su historia, y Joachim Low está inmerso en una regeneración para volver a la elite.

Suiza ya es un habitual de las fases finales de los grandes torneos. El equipo de Vladimir Petkovic dirige un plantel que compite en gran parte en el fútbol alemán. Ucrania completa este Grupo 4. Recién ascendido al primer nivel y dirigido por el legendario Andrej Shevchenko aspira a hacerse un hueco en el fútbol de alto nivel.

Santiago Aparicio

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación