Mbappé, marca exclusiva

Agencia EFE
·3  min de lectura

París, 19 feb (EFE).- Kylian Mbappé, una de las figuras más importantes del fútbol actual, ha apostado por la exclusividad en la gestión de su imagen pública, reduciendo el número de patrocinadores y con un control estricto de su aparición en los medios de comunicación.

Su abogada, Delphine Verheyden, que controla con mano de hierro junto a su madre, Fayza, la imagen del autor del sonado triplete en octavos de final de la Liga de Campeones contra el Barcelona (1-4),explica bien su estrategia, que le aleja de otros de los grandes futbolistas del momento, autor de un.

Así, según la letrada, los Mbappé han optado por una línea intermedia entre aquellos deportistas que solo se asocian a una marca durante toda la vida y quienes multiplican los patrocinios a lo largo de su carrera.

Y no es por falta de ofertas. Tras la victoria de Francia en el Mundial de 2018, a sus oficinas llegaron unas 200 proposiciones de patrocinio, pero todas se toparon con un exigente criterio de selección.

En el caso del joven futbolista nacido en Bondy, a las afueras de París, apenas cinco marcas han logrado atravesar el exigente filtro.

Además de Nike, la marca de ropa deportiva que le patrocina desde que era un júnior, entre su reducido círculo de patrocinadores destaca la marca suiza de relojes de lujo Hublot.

Un acuerdo que casa bien con la idea que el relojero tiene del patrocinio y con la que el futbolista tiene de su imagen. Porque, hasta ahora, Hublot parecía reacio a colocar sus relojes en las muñecas de jugadores en activo, temeroso de que algún desliz, escándalo o fiesta mal acabada pudieran perjudicar su imagen.

La confianza puesta en Mbappé es el testimonio de su vida sana, la de una gran estrella de la constelación futbolística que, a diferencia de buena parte de sus pares, mantiene una vida discreta, apenas se deja ver fuera de los terrenos de juego y a la que no se le conocen salidas de tono.

El patrocinio con la marca de relojes le permitió, además, posar junto al brasileño Pelé, otro de los embajadores de Hublot, con quien a menudo se compara al francés por la precocidad de sus gestas futbolísticas.

Según varios medios, limitando sus patrocinios la empresa Mbappé ha logrado que estos sean también de mayor entidad económica. Entre Nike y Hublot se embolsa unos 4 millones de euros anuales.

Pero la familia Mbappé ha querido también que la imagen del futbolista esté asociada a otros valores muy apreciados por la juventud actual.

De esta forma, entre sus pocos patrocinadores ha irrumpido una marca de productos alimentarios bio para niños, Goog Goût, que aspira a llegar a los 60 millones de facturación en 2022, frente a los 18 millones del año pasado, gracias en buena medida al impulso que supone la imagen del jugador.

El cuarto en llegar ha sido la marca japonesa de productos de belleza para hombres Bulk, que además le permite penetrar en el jugoso mercado asiático.

El círculo se cierra con la marca de videojuegos EA Sports, muy popular entre los jóvenes.

Según la revista France Football, con todos esos contratos Mbappé supera los 5 millones de euros de ingresos al año, todavía lejos de otras estrellas, pero como asegura su abogada, el objetivo no es ganar mucho en poco tiempo sino controlar su carrera y su imagen para alargarla muchos años.

El control de su exposición mediática le mantiene, por ahora, lejos de otras grandes estrellas en términos de popularidad en las redes sociales.

Pero la empresa Mbappé no pierde la calma y sabe que si la progresión deportiva continua no tardarán en llegar los títulos y las recompensas personales, que acarrearán también más seguidores.

Luis Miguel Pascual

(c) Agencia EFE