Mazatlán-Atlético de San Luis se jugará con aficionados en el Kraken

·2  min de lectura

CULIACÁN, Sin., febrero 11 (EL UNIVERSAL).- El partido entre los equipos de Mazatlán FC y Atlético de San Luis, los aficionados que asistan este viernes por la noche al estado Kraken, serán pasados por un filtro sanitario y sólo se permitirá el ingreso de un 45 por ciento de la capacidad.

Jorge Alán Urbina Vidales, Comisionado Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios explicó que se instruyó a los asistentes a este encuentro deportivo, llegar al estadio con dos horas de anticipación para ser pasado por los filtros sanitarios, donde se les checa la temperatura, el uso de cubre bocas y se les proporciona gel antibacterial.

Hizo ver que en apego a los lineamientos establecidos por la pandemia del Covid-19, se vigilará los aforos del número máximo de espectadores que pueden ingresar al estadio de futbol de Mazatlán, conocido como el Kraken.

Indicó que las medidas sanitarias que se deben cumplir, tanto trabajadores del estado, miembros de los equipos de futbol y los aficionados, están perfectamente definidas por lo que personal de salud vigilara que se cumplan.

Con auxilio de la fuerza pública y de Protección Civil se vigilara que previo al juego del viernes por la noche, no se formen grupos en las explanadas de ingreso o al concluir este, se hagan festejos, con grandes aglomeraciones, comentó.

Alán Urbina advirtió que dentro del estadio de futbol está prohibido el contacto físico entre asistentes, fumar o hacer desplazamientos en las zonas no comerciales o de servicios públicos, como parte de los protocolos sanitarios.

Precisó que el personal que labora en el estadio Kraken, deberán portar cubre bocas y caretas y en las áreas de alimentos, se tienen fijados los espacios, donde los consumidores pueden ubicarse, guardando una distancia prudente.

Los negocios de venta de alimentos y bebidas deberán contar con sistemas de ventilación y aplicar una limpieza continua de sus instalaciones, con el fin de evitar que se puedan presentar posibles contagios de Covid-19.

Jorge Alán externó que la mayor vigilancia será centrada sobre el aforo máximo que se puede permitir de espectadores con boleto pagado, con el objeto de que se cumpla la norma de una distancia sana, de un mínimo de dos metros.