Mattia Binotto: "Seguro que Carlos (Sainz) nos va a ayudar mucho"

Agencia EFE
·6  min de lectura

Madrid, 19 dic (EFE).- El italiano Mattia Binotto, jefe de equipo de Ferrari, escudería en la que pilotará el año próximo el español Carlos Sainz, indicó a EFE que está convencido de que éste "va a ayudar mucho" al equipo, y que espera "que saque el mayor número de puntos posibles" durante el próximo Mundial de Fórmula Uno.

Binotto, máximo responsable deportivo de la escudería más laureada de la historia de la F1, respondió de esta manera a Efe en el transcurso de una conferencia de prensa telemática desde Maranello (Italia), antes de la cuál también saludaron, sin admitir preguntas, Sainz y el que ya es su nuevo compañero, el monegasco Charles Leclerc.

"Carlos es rápido y es un gran piloto; y en 2020 completó de nuevo una gran temporada, en la que siguió mejorando. Fue más rápido en calificación, un área en la que mejoró sus prestaciones con respecto a los años anteriores", manifestó en una rueda de prensa que discurrió el viernes y que, por deseo expreso de la 'Scuderia', quedó embargada hasta primera hora de este sábado.

"Siempre ha mejorado mucho sus puestos en carrera y espero que contribuya todo lo que pueda al equipo en el Mundial de constructores y que saque el mayor número de puntos posibles. Y si lo haces bien y aportas al Mundial de constructores, obviamente también estás sumando en el Mundial de pilotos", contestó a Efe desde Maranello el jefe de equipo de Ferrari, que presentará en 2021 su alineación más joven de pilotos desde 1968.

"Así que estoy convencido de que nos va a ayudar mucho en el Mundial de constructores y en el de pilotos. Carlos nos trae su experiencia de muchos años y de diferentes equipos. Nos aportará una experiencia diferente de la que podremos escucharle y aprender"; apuntó Binotto durante una comparecencia en la que admitió que el sexto puesto logrado en el Mundial de constructores -algo que no sucedía desde 1980- es "un mal resultado" y "una puesta en escena inadecuada" por la que se sentía "muy decepcionado" y que le obliga a pedir disculpas "a la compañía y a los aficionados".

"Esperamos de Carlos que sea un gran compañero y sabemos también que es un duro trabajador, que va a ayudar a que se desarrolle el equipo. No hay que esperar a 2022; de él esperamos sacar beneficios ya en 2021", respondió a Efe Binotto, que anunció que el coche del curso próximo se llamará SF21 y que no hay nada escrito en el contrato de Leclerc que afirme que el monegasco "sea el líder del equipo, por lo que ambos pilotos tiene libertad para luchar entre sí y tendrán las mismas oportunidades al principio de la temporada".

"Lo importante es que en un momento dado acepten -y ayuden a ejecutar- las decisiones que tome el equipo. Y si en algún momento alguien tiene una ventaja clara y uno dispone de unas posibilidades de las que carece el otro, habrá que hablar las cosas para que queden claras. Porque optimizar la consecución del mayor número de puntos para el equipo es lo principal", precisó Binotto, que admitió que sí se imagina al talentoso madrileño subiendo al podio en 2021.

"Claro que sí, ojalá que los dos suban a muchos podios. Pero no dependerá de él, sino del coche. Si el coche es lo suficientemente bueno, puede hacer podios", indicó el jefe de equipo de origen suizo sobre Sainz, al que ve en la 'Scuderia' más allá de los dos años que ha firmado.

"Al ser un piloto joven, piensas a largo plazo. Así que ojalá que renueve y siga con nosotros más años", afirmó Binotto, que no se atrevió a pensar en victorias en 2021. "Nunca sabes si habrá oportunidades; ojalá las haya. Pero no tengo una bola de cristal", añadió.

"2021 es un año de transición con miras a 2022, que será cuando haya cambios más grandes en el campeonato. El SF21 es un coche congelado, con el mismo chásis que el de este año. No sería realista pensar en luchar por el campeonato, pero el motor tendrá una evolución", dijo.

Binotto confirmó que Sainz heredará el equipo que tenía Vettel, que el italiano Riccardo Adami será su ingeniero de pista y que el español, aparte del día y medio que rodará en los test de pretemporada de Barcelona, también lo hará en enero: "en Fiorano, con el coche de 2018, que es un coche viejo, pero que está bien para que se vaya adaptando a nuestros procedimientos".

"Y si quitamos este año, los anteriores, a excepción de uno que fuimos terceros, el equipo acabó segundo el Mundial de constructores. Por eso creo que el objetivo mínimo debería ser el tercer puesto de constructores. No digo que vayamos a acabar segundos o terceros, pero seguro que mejoraremos con respecto a 2020. Pero no será fácil, será difícil, porque Racing Point tiene 'tokens' libres, al igual que Alpha Tauri. Y McLaren volverá a ser fuerte. Pero deberíamos volver a intentarlo", apuntó Binotto, que comentó cómo fue el 'primer día de rojo' de Sainz en Maranello.

"Fue un programa suave, hizo un tour por la factoría, parecido al de los turistas; para saber dónde están las oficinas, los departamentos, etcétera; se le presentó a los ingenieros y a la gente con la que va a trabajar. Es un primer paso para que se vaya sumergiendo en los valores y en la historia de Ferrari. Luego tendremos un lunch con los dos pilotos... ha sido un día muy sencillo para él", explicó Binotto durante su conferencia telemática con diversos medios de información internacionales, entre ellos la Agencia Efe.

Acerca de la adaptación al equipo del español -"entendemos que pueda pensar que para él será un invierno difícil, pero será un invierno bueno"- manifestó: "Dispondrá de poco tiempo en pista, pero pasará mucho tiempo en el simulador. Que no es lo mismo, pero tienes el volante, las estrategias, los ingenieros... tiene que habituarse a los procedimientos. Y todo eso sí se puede hacer en el simulador. Tendremos muchas reuniones para que se vaya familiarizando con el trabajo de equipo con los ingenieros. Y trabajaremos también en el aspecto de las comunicaciones de radio".

"Tendrá sólo un día y medio de test (de pretemporada) en Barcelona, pero estoy convencido de que se adaptará rápido al monoplaza. Puede que no lo esté en la primera carrera, pero lo hará con rapidez", explicó el nuevo jefe de Carlos Sainz, que explicó en qué cosas se fijó a la hora de contratar al español.

"Cuando eliges a un piloto te fijas en muchas cosas. Miras sus prestaciones, lo comparas con los compañeros que ha tenido, tanto en calificación, como en carrera. En qué puestos empieza las carreras y en qué puestos las acaba. A Carlos le estudiamos desde que empezó en Toro Rosso y era compañero de (el holandés) Max Verstappen", dijo.

"También nos fijamos en las comunicaciones de radio, cómo interactúa y qué cosas demanda. Observamos muchas cualidades: su capacidad de liderazgo; su comportamiento, tanto dentro como fuera de la pista.. todo eso es importante para nosotros", comentó Binotto.

(c) Agencia EFE