Mateo Cassierra, fútbol holandés con acento colombiano

Agencia EFE
·5  min de lectura

Lisboa, 17 de nov (EFE).- Mateo Cassierra se inició en el fútbol en las canchas de piedra de la colombiana de Barbacoas y se forjó como delantero en el Ajax con el maestro Denis Bergkham, tras pasar por el Deportivo de Cali. Ahora, es el referente de ataque del Belenenses luso, desde donde mira a la selección cafetera.

En una entrevista con la Agencia EFE en la que repasa su inicio en la Liga Portugal, este delantero, que también pasó por el Racing Club de Argentina, se siente "orgulloso" de la persona que es ahora y no duda de que alcanzará su meta cuando logre convertirse en "uno de los mejores jugadores del mundo".

El colombiano admite su debilidad por el Fútbol Club Barcelona y su admiración por Ronaldinho y reconoce que en los cuatro años que estuvo en el Ajax de Ámsterdam aprendió mucho de la mano de uno de los mejores delanteros que ha dado Holanda, Denis Bergkham, al que tenía de entrenador.

En el Belenenses, al que llegó en febrero de 2019, ha logrado "tener la continuidad que buscaba" y en su punto de mira está la selección absoluta que dirige el luso Carlos Queiroz, con la que sueña debutar.

Pregunta: Una infancia en la ciudad colombiana de Barbacoas.

Respuesta: Mi infancia fue muy buena. Obviamente, había muchas dificultades, Barbacoas estaba muy alejada de la ciudad de Pasto, pero desde muy pequeño comencé a jugar al fútbol, a participar en los torneos de Ipiales y Pasto. Después llegó la oportunidad del Deportivo Cali.

P: Cómo eran esas dificultades.

R: Se hacían torneos por barrios y también había posibilidades de jugar en la cancha, que estaba totalmente llena de piedras. A veces no se podía jugar muy bien, pero lo más importante era disfrutar. También había dificultades con la equipación. Se pedían uniformes y tardaban muchísimo en llegar y con los balones pasaba lo mismo. A veces había un solo balón por equipo y, si se perdía, ya no se podía seguir jugando. Son cosas que me han ayudado muchísimo a convertirme en la persona que soy ahora.

P: La etapa en el Deportivo Cali.

R: Al principio no fue fácil. Cuando tuve la oportunidad de salir a Cali, una ciudad mucho más grande, tenía ese miedo de cómo iba a ser mi primera vez como profesional. Había mucha competencia, con treinta o cuarenta jugadores probándose, de los que había que escoger a uno o dos. No fue fácil, pero persistí, tenía la ilusión de hacer las cosas bien.

P: Diferencias entre el fútbol de Europa y en Latinoamérica.

R: En Europa el fútbol es más intenso, más técnico. En ese sentido, Europa está a un nivel superior que Suramérica, que practica un fútbol más de roce, de choque. Son cosas totalmente diferentes, pero lo más importante es poderse adaptar.

P: Más de año y medio en Portugal.

R: El fútbol portugués me gusta mucho. Venía de Argentina, donde no tuve posibilidad de jugar.

Estoy muy agradecido al presidente del Belenenses, porque ha sido un club en el que he podido tener la continuidad que buscaba y aprendo todos los días. La temporada pasada tuvimos dificultades, con muchos nervios en las últimas jornadas y sufriendo porque estábamos cerca del descenso. Pero, al final, logramos el objetivo de seguir en Primera División. Esta temporada está siendo muy buena, con partidos en los que hemos sido muy superiores.

P: ¿Se cumplen sus expectativas en la Liga Portugal?

R: Desde el primer momento en que llegué me ha gustado. Es una liga totalmente distinta a Holanda, Argentina o Colombia. Es muy intensa, muy física, los partidos son muy cerrados. Todos los días es un aprendizaje porque se compite contra clubes muy fuertes aquí.

P: ¿La situación del coronavirus ha cambiado la forma de jugar?

R: Estuvimos cuatro meses sin poder salir y ahora no es lo mismo jugar con público que sin él, las sensaciones son totalmente diferentes. Pero es lo que hay, lo más importante siempre es cuidarnos.

P: ¿Qué le diría a aquel niño de Barbacoas?

R: Creo que estaría orgulloso de mí. No me pongo límites, sé que puedo lograr muchas más cosas, ir a un club más grande y que mi familia se sienta orgullosa, pero ahora mismo mi pensamiento es hacerlo bien aquí y, más adelante, poder ir a un club más grande, con más aspiraciones, y cumplir mi sueño de ser uno de los mejores jugadores del mundo. Pero, para eso, tengo que trabajar muy duro.

P: ¿Jackson Martínez o Falcao?

R: Si me das a escoger me quedo con Falcao, es una leyenda para mí y un referente en Colombia. Siempre trato de aprender de él.

P: La etapa en el Ajax.

R: Cuando sales de Colombia y recalas en un club como es el Ajax te encuentras con algo totalmente diferente. Aprendí mucho, es una escuela. Tuve de entrenador a Denis Bergkamp, jugué con Frenkie de Jong... Fue algo muy lindo y siempre va a estar en mi recuerdo.

P: ¿Denis Bergkham es tan buen entrenador como delantero?

R: Buenísimo. Se notaba la calidad porque es un jugador que marcó la diferencia, es un ídolo en el Ajax y siempre traté de aprender todo lo que él hacía.

P: ¿Cuál es su liga y su equipo favoritos?

R: Me gusta ver todas, pero mis favoritas son la española y la Premier inglesa. Si tuviese que escoger un club, sería el Barcelona. Siempre me ha gustado, desde los tiempos de Ronaldinho.

P: Todavía no ha debutado en la Selección Colombia. ¿Espera la llamada de Carlos Queiroz?

R: Pienso que lo primero es hacer las cosas bien aquí. Las puertas de la Selección están abiertas a todos los jugadores y es uno de mis sueños, pero para eso tengo que trabajar muy duro, hacer las cosas bien y esperar la llamada.

Andrea Caballero de Mingo y Carlos García

(c) Agencia EFE