Masters de Londres: Dominic Thiem venció a Novak Djokovic y jugará su segunda final consecutiva en Londres

LA NACION
·4  min de lectura

El camino ascendente de Dominic Thiem no se detiene. En uno de los mejores partidos del Masters 2020, el austríaco superó a Novak Djokovic por 7-5, 6-7 (10-12) y 7-6 (7-5) y está en la final de las ATP Finals por segundo año consecutivo. En el O2 Arena de Londres, en un cruce muy cambiante en el marcador, el número 3 del ranking de la ATP remontó una desventaja de 4-0 en el tie break final y se metió en la definición. Ahora espera por el vencedor del cruce que jugarán por la tarde el español Rafael Nadal y el ruso Daniil Medvedev.

En un primer set muy parejo en cuanto al juego, Thiem quebró el saque del serbio con el partido 5-5. Un tanto acelerado, Djokovic subió a la red en tres oportunidades y en todas se precipitó y falló en las ejecuciones. La tensión que se percibía en la cancha, tal vez, lo llevó a cometer errores impropios del número 1 del mundo. Así, el pupilo del chileno Nicolás Massú cerró la manga con su segundo ace.

Djokovic, de 33 años, ganó cuatro títulos en la temporada (Australia, Dubai, Cincinnati y Roma) y cerró el 2020 con un récord de 41 victorias y cinco derrotas. Dentro de ese contexto, en el segundo set Nole exhibió en su repertorio su clásico instinto de supervivencia: sacó adelante cuatro puntos de partido a favor del austríaco (en uno Thiem cometió una doble falta) y llevó la definición a un tercer parcial.

La tónica de la semifinal no cambió en el tercer parcial. El serbio contó con una ventaja de 4-0 en el tie break, aunque Thiem dio vuelta las cosas con grandes saques y buenas devoluciones y terminó imponiéndose en las semifinales, en un encuentro que duró dos horas y 54 minutos.

En un gran estado de forma, Thiem se convirtió en el austriaco con más participaciones en la Copa de Maestros: presente por quinta edición consecutiva bajo el techo del O2 Arena londinense (2016/20), el jugador nacido en Wiener Neustadt superó las cuatro presencias del ex número 1, Thomas Muster, en los años '90.

Thiem ganó este año su único Grand Slam, el US Open, además de haber sido finalista en el Abierto de Australia 2020 (perdió justamente ante Djokovic). Además, bajo la tutela de Massú, el austríaco conquistó su único Masters 1000, en Indian Wells 2019, y llegó a su segunda final del Masters. En las Nitto ATP Finals de 2019, Thiem cayó en la final frente al griego Stefanos Tsitsipas. Mañana tendrá una nueva oportunidad de levantar uno de los trofeos más codiciados en el mundo del tenis.

Un dato resume el ascenso constante del austríaco: es el segundo jugador que consigue al menos cinco victorias contra cada uno de los integrantes del Big 3: tiene cinco ante Roger Federer, seis frente a Nadal y otras cinco contra Djokovic. El otro es Andy Murray: 11, 7 y 11, respectivamente.

Djokovic, en tanto, recibió hace algunos días el trofeo como N° 1 del circuito tras acabar en la cima esta temporada por sexta vez. En los últimos diez años, el serbio terminó en lo más alto en 2011, 2012, 2014, 2015, 2018 y 2020, lo que le permite igualar a su ídolo de infancia, al estadounidense Pete Sampras, que también finalizó seis años en lo más alto de la clasificación mundial entre 1993 y 1998.

Djokovic, ganador de 17 Grand Slam, ha conquistado cinco veces el título del torneo que reúne a los ocho mejores de la temporada. Está a uno de igualar el récord de Roger Federer. Su revancha y sus nuevos objetivos quedarán para la temporada 2021. Thiem le puso un freno.