MasterChef Celebrity: quién es el "Loco" Montenegro, el exbasquetbolista que debutó en el reality argentino

LA NACION
·5  min de lectura

Hernán "Loco" Montenegro debutó anoche en el primer programa de MaterChef Celebrity Argentina, donde sorprendió con su determinación a tomarse en serio la competencia y llegar lo más lejos posible, una característica que lo llevó a conseguir grandes logros con el básquet y lo dejó a un paso de jugar oficialmente en la NBA.

Con sus 2.06 metros de altura, el bahiense marcó el deporte hispanoamericano por ser uno de los pívots más destacados de la historia. Tuvo momentos de su carrera en los que brilló y otros más oscuros, donde se vio sumido en la depresión y muy cerca de las drogas. Se retiró oficialmente en abril de 2012, cuando se vio obligado a frenar su actividad por un problema cardíaco.

Rodolfo Barili tildó de "caprichoso" a Diego Dabove por dejar a los Romero en el banco de suplentesSus comienzos

Nació el seno de una familia proveniente de alemanes, el 10 de agosto de 1966 en Bahía Blanca, donde lo "descubrieron" de muy chico y ya a sus 13 años estaba debutando en la categoría mayores del club Leandro N. Alem. Cuatro años después su carrera continuaría en España, en el CAI Zaragoza, aunque fue un momento difícil para él porque se vio tan solo que incursionó en el alcohol y las drogas, problemas que más tarde pudo superar.

A los 20 se consagró subcampeón de la Liga Nacional de Básquet argentino, con Olimpo de Bahía Blanca, y jugó además el Mundial de España, donde Argentina terminó doceava.

El Loco, quien alguna vez declaró que el deporte lo ayudó a escapar de otras cuestiones, contó el año pasado en una entrevista con Infobae que, a sus nueve años, cuando vivía con sus familiares en la sede de la CGT, en Bahía Blanca, la dictadura militar los sacó a la calle y se llevó sus pertenencias. "Se me cayó todo", recordó y dijo que siempre había tenido una personalidad de ayuda. Es que de niño había sido monaguillo y boyscout.

Por qué "Loco"

Su sobrenombre surgió en el preolímpico de 1992, cuando Argentina compitió en el Torneo de las Américas de Portland. Allí compartió plantel con figuras como Marcelo Milanesio, el "Pichi" Héctor Campana, entre otros, y fue un partido contra el Dream Team de Estados Unidos, integrado por estrellas como Michael Jordan, Charles Barkley, David Robinson y Pat Ewing, el que le dejó el apodo por el que la mayoría lo llama hasta el día de hoy.

Durante el encuentro, Robinson y Ewing se vieron obligados a turnarse para defender a Montenegro, quien llevaba dibujado un 22 en la nuca -en la lotería, representa al "loco"-, y fue entonces cuando el relator de la cadena NBC esbozó una frase que quedó en la historia: "¡Esta noche Robinson e Ewing van a soñar con el loco veintidós!".

A partir de entonces, el universo del básquet, que incluía a sus compañeros, rivales y hasta a la prensa, empezaron a llamarlo así, un apodo que le encajó perfecto también por su particular personalidad.

El tuit irónico de Luis D'Elía sobre el plan de vacunación y Marcelo GallardoLa NBA y su anécdota con Charles Barkley

El participante de MasterChef Celebrity estuvo a un paso de jugar oficialmente Estados Unidos, cuando llegó en 1988 al draft de la liga más destacada del baloncesto con los Philadelphia Sixers. Montenegro se convirtió así, junto con Jorge González, en el primer argentino en ser elegido para la NBA.

Una de las anécdotas más divertidas de su paso por la franquicia es la que el "Loco" contó en diversas ocasiones sobre Barkley, quien en su llegada al club era la estrella. "Nos empiezan a repartir en cuartos a los nuevos, que éramos tres. El único blanco era yo, entonces el entrenador le dice a Charles: 'Sos el capitán, al blanquito llevátelo vos'. Y allá fui", recordó el octubre pasado en ESPN FC Show.

Y continuó: "Me miró y me dijo: '¿Cómo te llamás vos?'. Él pensaba que yo era americano. Le digo 'red neck, pero argentino'". A lo que el oriundo de Alabama, quien se envolvía en papel film para parecer más flaco, le preguntó: "¿Y Argentina dónde queda, en Brasil?". Montenegro contestó, nervioso: "Sí, pero al costado".

El expívot argentino rememoró también que, como estaba fuera de estado físico y durante las pretemporadas tenían que perder peso para que su pase no pierda valor económico, Barkley le pidió que lo despierte a las seis o siete de la mañana porque necesitaba salir a correr para "perder un par de libras".

Montenegro describió al norteamericano como un amante de la fiesta y del alcohol, por lo que vio difícil conseguir despertarlo tan temprano. "Era un oso polar enojado que aparte se tenía que levantar para salir a correr a quemar grasa", manifestó. Finalmente, logró sacarlo de la cama, pero de camino al entrenamiento pensó: "Si este gordo supiera que no bajó ni 50 gramos después de toda esta payasada".

El fútbol con Kobe Braynt

En su paso por el básquet de Italia, el "Loco" jugó algunos partidos de entrenamiento contra Joe Bryant, papá de Kobe. "Kobe era chico, y jugaba con esos aros de plástico y molestaba a los que jugábamos. Teníamos que cuidarnos de no pisarlo en la cancha", recordó.

Alejandro Fantino postuló tres nombres para que sean refuerzos de Boca

"Pasaron los años, Kobe fue creciendo y como a mí me gustaba jugar al futbol, venía y me decía que quería jugar al fútbol como yo, entonces practicábamos los dos. Cada vez que me veía, hacía de cuenta que veía a Maradona. A él le gustaba el fútbol, y como yo era argentino, yo era el fútbol para él", contó además sobre quien, cuando falleció, sintió que se le fue un hijo.