Masip asegura que están "a muerte" con Sergio y esperan que siga muchos años

Agencia EFE
·2  min de lectura

Valladolid, 4 nov (EFE).- El portero del Real Valladolid, Jordi Masip, quien regresó como titular en el partido ante Villarreal, tras varias semanas sin competir, ha asegurado este miércoles, en rueda de prensa telemática, que el equipo está "a muerte" con Sergio González y confía en que siga con ellos "muchos años".

En este sentido, ha señalado que "Sergio es una parte muy importante de los éxitos que ha conseguido el Real Valladolid estas últimas temporadas, y confiamos en él para salir adelante", al tiempo que ha advertido de que "falta esa victoria que dé confianza y permita recuperar las buenas sensaciones".

Personalmente se encontró "bien" después de haber pasado la cuarentena tras dar positivo en coronavirus y, "aunque el resultado no acompañó" -ya que el Real Valladolid cayó 0-2, tras una pésima primera parte-, poco a poco fue "cogiendo sensaciones", lo que considera "bueno y positivo".

Ha reconocido que vivió "con ilusión" poder volver a jugar, porque es lo que le gusta hacer y que el técnico le diera esa oportunidad para regresar, sobre todo, tras el buen inicio que ha realizado el otro guardameta del equipo, Roberto Jiménez, con el que hay "una competencia sana".

Entre ambos existe "confianza, buena relación y competitividad sana", porque lo importante es "ayudarse unos a otros para que el colectivo crezca" y, al respecto, ha dejado claro que la plantilla es una, y que Roberto "ha estado a la altura del equipo" y están "juntos" para cumplir el objetivo de la permanencia.

Es consciente de que la situación no es la mejor, con solo tres puntos en el casillero y situados en la última posición de la tabla, pero ha indicado que "el equipo está con la confianza" que les dio "la segunda parte realizada ante el Villarreal", y es ésta hacia donde tienen que "mirar".

"Yo lo veo con optimismo, porque hay capacidad para sacar esto adelante y estamos convencidos todos de ello", ha añadido Masip, quien ha destacado que el equipo está "trabajando" en los "pequeños detalles" que les están impidiendo obtener mejores resultados, para volver a ser "ese bloque" que les hizo "fuertes" otros años.

Un bloque que comanda Sergio González, hacia el que "no hay dudas" y, por ello, no quiere ver como un ultimátum el próximo partido ante el Athletic Club, sino que desea afrontarlo "con ilusión y ganas de lograr tres puntos", para empezar a salir del pozo en el que se hallan.

"No queremos que la situación empeore y aumenten las dudas, por lo que vamos a luchar a muerte este domingo ante el Athletic y vamos a salir a ganar, ya que eso nos daría mucha confianza y ánimo", ha concluido.

(c) Agencia EFE